Se que siempre tienen grandes expectativas, incluso algunas imposibles dentro de la realidad. Los Yankees no firmaron a Freddie Freeman ni a Carlos Correa ni a Robbie Ray. No cambiaron por Matt Olson. Sin embargo, incluso si eres el fanático Yankee más pesimista tienes que reconocer que los Yankees mejoraron esta temporada.

Comparemos como se ve el roster actual con relacion al año pasado. A pesar de varias actuaciones individuales decepcionantes, los Yankees de 2021 terminaron 92-70 y llegaron a los playoffs. Usando eso como línea de base, evalúemos dónde se encuentran ahora.

Infield

Comencemos con la receptoría. Esta es la posición más difícil de evaluar tanto objetiva como subjetivamente. Hemos acabado con Gary Sánchez. En su mejor momento, es un jugador ofensivo de élite, pero sus buenas rachas se han vuelto cada vez menos frecuentes. En general, promedió aproximadamente un receptor promedio de la liga en 2021 según algunas versiones de WAR, pero era demasiado poco confiable y claramente necesitaba un cambio de escenario. Sin embargo, Ben Rortvedt parece ser un reemplazo inadecuado. Solo tiene 24 años, pero nunca fue un gran prospecto y no bateó nada en su breve temporada de novato. Sí, es zurdo, por lo que puede formar un pelotón clásico con Kyle Higashioka, pero si su ofensiva combinada no es mejor que la de Sánchez en su peor momento, es difícil ver esto como una mejora. Defensivamente, sin duda son más fuertes, pero el tándem receptor es uno de los peores de la MLB.

El infield ha sido el aspecto mas alterado. Luke Voit partió a San Diego, no estaba saludable cuando el equipo lo necesitaba, por lo que Casman lo superó con Anthony Rizzo, a quien ahora han vuelto a firmar. Seis meses de Rizzo en lugar de solo dos es una mejora sustancial.

DJ LeMahieu le da profundidad al cuadro, teóricamente no tiene un puesto. Todavía es un titular, pero robará un juego aquí y allá de Rizzo, Gleyber Torres, Josh Donaldson e indirectamente de todos los demás en la alineación cuando necesiten descansar o ser designado. Ese es el plan al menos hasta que alguien inevitablemente se lesione, o si Torres es intercambiado. Tanto LeMahieu como Torres son excelentes candidatos para recuperarse. Es difícil imaginar a ambos bateando tan mal como lo hicieron hace un año, lo que significa que la segunda base debería estar en buenas manos.

A pesar de su edad, Donaldson es una clara mejora sobre Urshela en la tercera base. Es un miembro del Salón de la Fama que todavía golpea la pelota casi tan bien como lo hizo en su mejor momento. Su defensa ya no es del calibre del Guante de Oro, pero aún recibe mejores calificaciones de métricas avanzadas que Urshela. Es más probable que juegue 135 juegos que 160, pero para eso está LeMahieu. Isiah Kiner-Falefa no es el campocorto que todos queríamos o esperábamos. Es un bateador sencillo con un guante limpio que batea octavo o noveno. Si el objetivo es ser una mejora con respecto a 2021 Gleyber Torres, ese no es un listón muy alto. Si todo sale según lo planeado, este trabajo podría ser de Oswald Peraza a mitad de temporada de todos modos, lo que convertiría a Kiner-Falefa en un valioso jugador de banca.

Outfield y DH

Aaron Judge y Giancarlo Stanton siguen siendo incondicionales de la alineación. El jardín izquierdo y el jardín central el año pasado lo ocuparon Miguel Andújar, Clint Frazier, un montón de veteranos y novatos y demasiado Brett Gardner. Incluso después de la llegada de Joey Gallo, su bate cayó en una ola de frío. En el transcurso de una temporada completa, debería ser uno de los mejores jugadores en general del equipo.

Aaron Hicks sucumbió a una cirugía que puso fin a su temporada por segunda vez en tres años. El equipo no puede contar con él para 700 apariciones en el plato y, a los 32 años, su rango en el jardín central seguramente habrá disminuido. Sin embargo, al igual que en el campocorto, todo lo que necesita hacer es ser más valioso que lo que tenían en 2021, que fue un Gardner sin golpes. Probablemente se sentará una o dos veces por semana, posiblemente cambiando a Judge al centro ya Stanton al campo.

Rotación

El cuerpo de lanzadores ha sido mucho menos transitorio que los jugadores de posición este invierno. Cuatro quintas partes de la rotación regresa. Gerrit Cole debería ser candidato al Cy Young como siempre. Jordan Montgomery es un titular constante en la mitad de la rotación. Néstor Cortés fue la sorpresa más agradable en una temporada llena de decepciones, y no hay razón para pensar que no puede repetir su gran actuación. Se suponía que Jameson Taillon estaría fuera de juego hasta mayo después de una cirugía de tobillo, pero parece estar adelantado y debería comenzar la temporada en la rotación.

La mayor compensación es decir adiós a Corey Kluber, quien tuvo altibajos durante media temporada de aperturas no consecutivas pero a cambio tienen un saludable Luis Severino. El equipo estará resguardado con Luis Gil y Clarke Schmidt. La profundidad no es de envidiar pero es mejor que el año pasado. Domingo Germán tiene un hombro flojo por el momento, pero lo más probable es que haga algunas aperturas en la segunda mitad.

Bullpen

Los Yankees regresan casi exactamente con el mismo bullpen, hombre por hombre. Los cuatro mayores comedores de entradas de relevo son Aroldis Chapman, Chad Green, Jonathan Loáisiga y Lucas Luetge. Las tres adquisiciones comerciales de 2021 también regresan: Clay Holmes, Wandy Peralta y Joely Rodríguez con Michael King y Albert Abreu como opciones traseras. El relevo se mantiene completamente igual.

 

¿Los Yankees son mejores que en 2021? Si. La pregunta más importante es: "¿Son lo suficientemente buenos para ganar la División Este de la Liga Americana y la Serie Mundial?" El tiempo lo dirá.