Hay una gran dosis de rumor en todo este tema, rumor y por ende especulación y ni el mismo Paul Auster con su célebre trilogía de Nueva York hubiera sido capaz de tanto desborde de imaginación.

Y es que restan unos seis meses para estar dando por sentado o insinuando siquiera que Aaron Judge irá para un lado u otro después de 2022.

Teorías...

Hasta el Papa termina inmiscuido ahorita en el asunto y es que nadie sabe a ciencia cierta que será lo próximo a salir a la luz respecto al tema.

Ahora la noticia es que los Mets de Nueva York podrían buscar hacerse con los servicios del talentoso jardinero y ya habría oferta incluso.

En un primer momento fue así y enseguida se expandió como pólvora pero igual de rápido, las aguas tomaron su nivel.

Cuentas claras

Jon Heyman del New York Post aseguró que Steve Cohen no tiene nada planificado con Judge pues piensa que los Yankees le ofrecieron un trato justo a su jugador estrella.

Heyman aseveró en este sentido que la propuesta de los Mets no sería diferente a la de Cashman y Steinbrenner, por lo cual la idea se descarta.

Todos asocian a Cohen con grandes compras de jugadores estrellas y así ha ocurrido, ahí están Max Scherzer y Francisco Lindor para demostrarlo pero no se debe leer y entender que el dueño de los Mets va a ir por ahí, campeando a sus anchas y comprará a todo el mundo.

Ya en este punto, la trama pasa de un buen policíaco a una novela rosa al más puro estilo de Corín Tellado.

Posibilidades

Desde ahora, hasta diciembre, todo puede pasar e incluso Brian Cashman podría abrir la cartera y darle los 30 millones que pide Judge por 9 años.

De igual modo, podrían llegar a un acercamiento y Judge se quedaría en el Bronx por largo rato y con una cifra similar a la ofrecida ahora en abril.

Como sea el tono especulativo no desaparece pero igual la idea no es descabellada, pues Judge sigue pensando en terminar su carrera con el uniforme a rayas de los Bombarderos.