Si alguien ha sorprendido para mal durante esta temporada 2022 de las Grandes Ligas, ese es Tyler Mahle. El lanzador de los Rojos de Cincinnati ha tenido un extraño retroceso que puede deberse a diversas circunstancias, pero que aun así, no deja de extrañar a los seguidores del club y también a aquellos que están, o estaban, interesados en sus servicios.

Después de una muy decorosa campaña 2021 donde puso efectividad de 3.75 y un récord de 13 victorias y 6 derrotas, acompañado de 210 ponches en 180 entradas de labor repartidas entre 33 salidas, todas como abridor (líder de la MLB en este rubro), el nivel del oriundo de Newport Beach, California, se ha desplomado.

Sin embargo, hubo un hálito de esperanza en su penúltima apertura, frente a los Cascabeles de Arizona. En ese día, logró tirar 9 entradas sin carreras en contra y propinando 12 chocolates, y aunque no logró llevarse el triunfo, sí que pareció ser aquello el resurgir del Tyler Mahle del 2021.

Un baño de realidad

En su última presentación, delante de los Dodgers de Los Ángeles, todos esperaban ver al diestro como en su última ocasión sobre el montículo, pero nada más alejado de la realidad que esas expectativas. De haber recetado a 12 rivales por la vía de los 3 strikes, fueron 12 los hits que recibió Mahle.

Cierto que el daño fue menor ya que solo fueron 4 rayitas en 6 episodios, y la mayoría de los imparables fueron rodados que se internaron en los jardines debido a la impericia de los jugadores del cuadro. Pero una cosa no quita la otra.

La cruda verdad es que a este pitcher derecho le están viendo la bola como nunca en su carrera, y eso lo dictaminan las estadísticas. De 20 rectas a las que los Dodgers hicieron swing, 19 fueron golpeadas.

¿Qué dice él al respecto?

Tras la derrota 8x2 de los suyos contra la tropa azul, Tyler fue sincero sobre su apertura e hizo un mea culpa sobre lo ocurrido:

"Tal vez fue el calor. Hacía bastante calor ahí fuera. Pero simplemente nunca me metí en un ritmo, así que tal vez eso tuvo algo que ver con eso".

No obstante, lo que más preocupa es que a causa de este bajo rendimiento pierda la oportunidad de marcharse a un mejor equipo y conseguir un contrato más jugoso en el futuro. ¿Afectará esto el destino de Mahle? Lo veremos en unos meses.