Hace un año, con la cancelación de la temporada de ligas menores, Tyler Gilbert trabajaba como electricista en el norte de California.

El sábado por la noche en Chase Field, el zurdo de los D-backs se grabó en los libros de récords cuando lanzó un juego sin hits en su primera apertura en las Grandes Ligas en la victoria de los D-backs por 7-0 sobre los Padres.

Gilbert permitió tres bases por bolas en el juego, todas para el primer bate Tommy Pham, mientras ponchó a cinco y lanzó 102 lanzamientos.

Gilbert se convirtió en el cuarto jugador en lanzar un juego sin hits en la primera apertura de su carrera. El último lanzador en hacerlo fue Bobo Holloman en 1953. Los otros dos ocurrieron antes de 1900.

"No sé lo que acaba de pasar. Eso fue una locura" dijo Gilbert.

Fue el tercer juego sin hits en la historia de los D-backs. Randy Johnson lanzó un juego perfecto en 2004 contra los Braves, y Edwin Jackson no hit a los Rays en 2010. Fue el primer juego sin hits de los D-backs en el Chase Field.

Gilbert, de 27 años, se incorporó originalmente a la organización de los Filis antes de ser traspasado a los Dodgers en febrero de 2020. Poco tiempo después, los D-backs lo seleccionaron en la sección Triple-A del Draft de la Regla 5.

La joya de Gilbert fue el octavo juego sin hits de la temporada 2021, empatando la campaña de 1884 con la mayor cantidad en una sola temporada en la historia de la Liga Americana / Liga Nacional.