La novela de Trevor Bauer pica y se extiende. Fuera de los terrenos desde el 2 de julio de 2021 bajo una licencia administrativa pagada por habérsele levantado cargos por presuntos delitos de violencia doméstica y agresión sexual, el lanzador de los Dodgers de Los Ángeles está viviendo un nuevo capítulo en esta triste e increíble historia.

Lo último que se supo sobre su caso fue la dura sanción que la MLB le impuso apoyándose en su política contra los crímenes de los que se le acusa y de los cuales, todavía no se le ha encontrado culpable.

Fue un castigo por 2 temporadas completas, es decir, por un total de 324 juegos, siendo esta la penitencia más larga que se le aplica a un atleta por parte de las Grandes Ligas si se dejan de lado aquellos que fueron vetados de por vida.

MLB has issued a two year suspension for Trevor Bauer, per multiple reports.

Eso desencadenó reacciones de todo tipo, incluida la del propio Bauer quien manifestó lo siguiente:

"En los términos más fuertes posibles, niego haber cometido cualquier violación de la política de violencia doméstica y agresión sexual de la liga"

Y la de los propios Dodgers que expresaron:

"Hoy se nos informó que la MLB ha concluido su investigación sobre las acusaciones que se han hecho contra Trevor Bauer, y el Comisionado ha emitido su decisión. La organización de los Dodgers se toma muy en serio todas las acusaciones de esta naturaleza y no condona ni excusa ningún acto de violencia doméstica o agresión sexual. Hemos cooperado plenamente con la investigación de la MLB desde que comenzó, y apoyamos plenamente la Política Conjunta de Violencia Doméstica, Asalto Sexual y Abuso Infantil de la MLB, y la aplicación de la Política por parte del Comisionado. Entendemos que Trevor tiene derecho a apelar la decisión del Comisionado. Por lo tanto, no haremos más comentarios hasta que se complete el proceso".

Una vía de escape, pero no

Las nuevas informaciones que comenzaron a correr en las últimas horas aseveran que la pena podría ser reducida a solo 99 encuentros, es decir, poco más de media temporada, siempre y cuando el ganador del premio Cy Young de la Liga Nacional en 2020 reconozca su culpabilidad.

Sin embargo, según el reconocido comunicador Jon Heyman en su columna para el New York Post, el serpentinero ya desechó esta posibilidad al alegar que no haría algo así, ya que se considera totalmente inocente.