Hijo de gato caza ratón, al menos así es el dicho de cuando padre e hijo hacen una actividad similar. En este caso, le tocó al hermano de Robinson Canó que inició a dar batazos muy lejanos en el primer nivel de béisbol formativo de la MLB para los latinoamericanos.

Gregori Canó, hermano menor de la leyenda dominicana en las Grandes Ligas de Béisbol sonó su primer batazo de cuatro esquinas en la Dominican Summer League. La cuál es la primera parada de los peloteros que recién firma por una franquicia de Las Mayores.

Canó mandó una bola a la parte izquierda del campo en lo que desató el júbilo de sus entrenadores y compañeros al visualizar que el "menor" tiene la madera necesaria para poder seguir creciendo y buscar el sueño de ser un nuevo grandeligas para la República Dominicana.

El pelotero nacido en San Pedro de Macorís en el 2004 tiene un registro de .245 de promedio de bateo, 15 carreras remolcadas y tan solo un tetrabatazo.

Cabe destacar que en el béisbol de la Dominican Summer League no es común ver muchos juegos debido al inmenso universo de beisbolistas que hay que formar dentro de los juegos.

Generalmente, las estadísticas pasan a un segundo plano y son una mera referencia para el crecimiento integral del jugador.

 

¡El jonronazo!

El recorrido que tiene Robinson Canó sobre su hermano en el béisbol de las Grandes Ligas es que este inició su carrera deportiva cuando Gregori tenía tan solo un año.

El expelotero de los Yankees de Nueva York, Marineros de Seattle, Mets de Nueva York, Padres de San Diego y los Bravos de Atlanta es considerado uno de los mejores camareros quisqueyanos de todos los tiempos pese a sus escándalos con el tema de las sustancias prohibidas que lo sacó de acción en la temporada de 2001.

Gregori Canó llegó a la organización de Canadá el pasado 20 de septiembre luego de firmar con los del norte del continente y en la que busca seguir creciendo como jugador de béisbol.

De acuerdo a la periodista Aimé Rivas, Canó conquistó una rúbrica de unos 350.000 dólares americanos y apunta a ser uno de los tercerabase más sólido de la organización en unos 4-6 años.

Hasta los momentos Gregori Canó ha jugado como campocorto, como inicialista y en la esquina caliente.