¿Qué pasó por fin con Carlos Correa? es una incógnita que causa una respuesta de tranquilidad dentro de los Mellizos de Minnesota. El toletero puertorriqueño no tiene una lesión grave y se espera que esté disponible prontamente.

De acuerdo a unos estudios médicos que le realizaron a Correa se determinó que no sufrió ningún daño óseo en su humanidad por lo que simplemente fue un duro golpe en uno de sus dedos.

El  presidente de operaciones de béisbol de los Twins, Derek Falvey indicó Correa sólo presentó un moretón y dolor.

Por lo que Correa comentó en sus redes sociales: "Gracias, Señor"

Thank you Lord 🙏🏽

La mejor noticia después de que se dijera que Correa no tiene una lesión es que no será puesto en la lista de lesionados de Minnesota y será evaluado día a día para verificar los alcance de las dolencias.

"Lo cierto es que sólo se tratará de controlarle la inflamación y el dolor", dijo en un comunicado el presidente de operaciones.

El nacido en Puerto Rico fue golpeado dos veces con lanzamientos el jueves 4-M, en la derrota de Minnesota en la casa de los Orioles de Baltimore. La primera vez ocurrió en la quinta entrada: la pelota le dio en un antebrazo y en el trayecto se le impactó en el hombro derecho.

Pronta recuperación 🙏

La segunda, en el octavo inning, le pegó en la mano derecha a medio swing cuando sujetaba el mango del bate, pero la pelota salió como un roletazo débil hacia territorio válido y el jugador fue puesto out fácilmente destacó una reseña de AP.

Correa tiene uno de los contratos más extraños de los últimos tiempos. Este se podría salir este y el próximo año del mismo si el mismo lo decide. Estará "amarrado" tres temporadas con los del Centro de la Liga Americana por más de 100 millones de dólares.

Por su parte, se conoció que el dominicano Miguel Sanó estará fuera indefinidamente debido a que lo operarán para repararle un menisco desgarrado en la rodilla izquierda.