El histórico bateador designado e inicialista de los Medias Rojas de Boston, David Ortiz irá a su primer año como elegible al Salón de la Fama de las Grandes Ligas. El nacido en Santo Domingo hace 46 años no tendrá una batalla fácil, pero no es descabellado soñar en tener un nuevo integrante quisqueyano en el templo de los inmortales en 2022.

Ortiz debutó en el mejor béisbol del mundo en la campaña de 1997 con los Gemelos de Minnesota en la que destacó con su madero para ir a los patirrojos en el 2003.

Su legado en las Grandes Ligas inició un año más tarde, luego de que este en conjunto con Manny Ramírez y otros jugadores rompieran la “maldición del bambino” y ganaran la Serie Mundial de 2004 ante los Cardenales de San Luis.

El “Big Papi” no tendrá una batalla fácil para sumar los votos necesarios para ir a Cooperstown en su primer año de elegibilidad, puesto que, aún tiene un trío de monstruos que tendrán sus últimos fuegos para entrar en la“gloria” deportiva americana; Barry Bonds,  Roger Clemens y su compañero de 2004 Curt Schilling que pidió ser retirado de las boletas.

De acuerdo a los registros del cronista Ryan Thibodaux que lleva los numeritos de cara al HOF a través de su cuenta de twitter destaca que Bonds y Clemens recibieron cerca de un 65% de los votos. Todavía muy lejos a los 75% que necesitan para ir al pabellón más emblemático de todos los deportes.

https://twitter.com/NotMrTibbs/status/1462828498830061570

Nadie puede discutir los grandes aportes que le dieron este par de jugadores al entrenamiento deportivo, sin embargo, el consumo de sustancias prohibidas y las mentiras pueden tirar por la borda dos excelentes carreras. El “purismo”de los votantes puede jugar en contra en el último año tanto como de Bonds como de Clemens.

Volviendo al tema de Ortiz, es imposible e impensado que no vaya a Cooperstown posee muchos registros positivos, está en el club de los 500 cuadrangulares, tiene numerosos bate plata, y un sinfín de marcas personales sin contar que tiene tres anillos de Serie Mundiales, además que fue líder de un equipo ganador como lo fue Boston.