Cuando los Mets de Nueva York decidieron construir un equipo de ensueño, lo hicieron a sabiendas de que iban a tener que devengar muchísimo dinero. Aun así, eso no les importó y en la temporada baja previa al campeonato 2022 de las Grandes Ligas adquirieron a múltiples piezas tan talentosas como costosas.

Entre esas se cuenta el jardinero dominicano Starling Marte, veterano ex de los Atléticos de Oakland que llegó bajo un contrato de 78 millones de dólares y 4 años de duración para cumplir con un rol estelar en las praderas de la Gran Manzana.

De momento, en su estadía en Queens no ha defraudado más allá de que ha batallado con ciertos inconvenientes a la ofensiva, pero se ha mantenido a flote. Su línea de bateo a día de hoy es de .225/.289/.315, aunque está tendiendo a mejorar gracias a sus últimas actuaciones.

Por ejemplo, el día de hoy aportó el remolque de 3 carreras al batear de 4-1 con sencillo en el triunfo de la tropa metropolitana por pizarra de 10x6 sobre los Phillies de Philadelphia para quedar con récord de 16 victorias y 7 derrotas y continuar como líderes de la División Este de la Liga Nacional.

Aunque no solo con el madero dijo presente, sino también con su guante, al realizar la que con toda seguridad fue la mejor acción defensiva de toda la jornada dominical.

Tremenda atrapada

En las inmediaciones de la parte alta del séptimo episodio, con la pizarra 6x4 a favor de los suyos, un hombre corriendo en la primera base y sin outs en la pizarra, el dueño del jardín derecho del elenco azul y naranja se jugó el físico lanzándose a por una bola bateada por Alec Bohm.

Era un movimiento arriesgado, puesto que de salir mal podía complicar las aspiraciones de los Mets, pero Starling decidió jugársela y le salió excelente. Terminó concretando un fildeo tan aparatoso como vistoso.

Otro dato relevante

Hace solo unos días Marte se convirtió en apenas el noveno pelotero de nacionalidad dominicana en alcanzar las 300 bases robadas. Dentro de este selecto grupo se encuentran hombres de la talla de César Cedeño y José Reyes.