A los 39 años, en el deporte y más en el béisbol de Grandes Ligas, la mayoría estaría pensando en retirarse pero Cole Hamels no, quiere buscar otro año al menos en Grandes Ligas.

Al escribir el nombre de Cole Hamels, tal parece que se trata de un desconocido, un nombre más y punto, pues hasta cierto punto, su huella en el béisbol se perdió desde hace algunos ya, más bien Hamels fue una cosa estando en los Philies y después otra en su transito por Texas, Cachorros y Bravos, hasta llegar a los Dodgers.

Antes

Hamels fue el gran referente entre los lanzadores de los Philies de Philadelphia durante aquellos años 2008 y 2009, cuando el equipo llegó dos veces a la Serie Mundial, alzándose con el anillo de campeonato en 2008.

Sin una velocidad exorbitante, apenas rondaba las 90 millas, pero si un exquisito control y buenos rompientes, Hamels se abrió paso como un lanzador ganador desde el primer momento y en esa temporada 2008 fue el MVP de la Serie Mundial.

Hablamos de un hombre con 4 Juegos de Estrellas y protagonista de un juego sin hits en septiembre de 2014, ya a las puertas de su salida de los Philies.

Contra viento y marea

Y Cole Hamels es la encarnación del clásico guerrero, ese que se impone a momentos de altas y bajas, tuvo muy buenas temporadas entre 2006 y 2009 pero después se disipó hasta retornar por todo lo alto en 2019 y lucir inmenso otra vez con los Cachorros, sumando 141,2 tramos y una efectividad de 3,81, lo que le abrió las puertas de los Bravos de Atlanta, pero fue efímero, al igual que con los Dodgers.

En este contexto, para finales de noviembre último, Jon Morosi de MLB.com informó que Hamels se sometió a una cirugía estaría pensando en regresar, pero no, Jon Heyman del New York Post confirmó recientemente que el veterano ha decidido tomarse su tiempo, preparándose para su regreso en 2023, enfocado en cumplir sus planes y en acondicionarse de la mejor manera para ello.

Former World Series MVP Cole Hamels may try for comeback next spring (plus a few more notes) https://t.co/fiZzy9daQS

El retorno

El camino de regreso no será fácil, habría una o varias exhibiciones e incluso alguna etapa en Ligas Menores, pero de seguro varios equipos podrían mostrar interés en Hamels, uno de los pitcher más exitosos de su generación.

En nada menos que 2700 entradas trabajadas, Cole Hamels sostiene una efectividad de 3,43, además de un registro de 163-122 con 2560 ponches; con un historial así, todo puede ser posible.