El gran año de Shohei Ohtani ha girado en torno a sus impresionantes actuaciones desde el montículo. Este jueves, el nipón volvió a dictar cátedra de pitcheo en la presente temporada e igualó un récord que muy pocos serpentineros han logrado en las Grandes Ligas.

"Sho-Time" estuvo deslumbrante en seis innings completos donde solo permitió dos carreras, sin otorgar boletos y 11 ponches propinados. A pesar de su brillante desempeño en el morito, el lanzador sufrió el revés en el juego tras no recibir respaldo ofensivo de su equipo.

Sin embargo, con sus 11 abanicados el jugador igualó un registro histórico que lo colocó en el libro de grandes hazañas en el mejor béisbol del mundo.

La estrellas de los Angelinos de Anaheim logró la sexta apertura en fila con 10 ponches o más, convertiéndose en apenas el décimo lanzador que lo consigue en Las Mayores.

Su impecable salida, le permite unirse con Gerrit Cole, Chris Sale, la leyenda dominicana Pedro Martínez, Justin Verlander, Randy Johnson, Nolan Ryan, Shane Bieber, Max Scherzer y Clayton Kershaw, como los demás que han alcanzado el hito.

Sus primeros tres abanicados en el partido lo consiguió en un momento apremiante cuando enfrentó bases llenas sin out y sacó un gigantesco cero al ponchar a Nathaniel Lowe, Adolis García y Leody Taveras.

Además de eso, fue su tercera salida consecutiva con al menos 11 o más recetados en un encuentro tras propinar 11 en la anterior ante los Bravos de Atlanta y 12 frente a los Astros de Houston.

En modo Cy Young

El japonés ha sobresalido más desde el morito que a la ofensiva, y se encamina como un firme candidato a ganar el Cy Young en la Liga Americana.

Ohtani presente récord de nueve victorias y cuatro perdidas, efectividad de 2.81, 145 ponches y 1.02 de WHIP en 17 presentaciones.

El estelar lanzador lidera en pitcheo a la novena de Los Angeles en los departamentos de ganados, efectividad, aperturas, innings lanzados, abanicados y WHIP.