Al pensar en ellos, la sensación de antagonismo se impone pero hay un hilo común que los une y también pueden ser especies de historias paralelas que separadas en el tiempo se reencuentran en el diamante, el Yankee Stadium, los Yankees, el Bronx, la afición, un discurso épico, dos, una gran mentira y después otra vez, las improntas.

Lou Gehrig y Alex Rodríguez, Alex Rodríguez y Lou Gehrig, símbolos imperecederos de las Grandes Ligas en todos los tiempos; uno, Gehrig, el Caballo de Hierro, otro, Alex, una especie de Satanás, de ser diabólico, de gran mentiroso y la relación de amor y odio alrededor de su figura se impone como parte de su estampa, pero igual ambos son leyendas.

La historia

Y al pensar en Lou Gehrig y en Alex Rodríguez, sopesando el contexto de los Yankees de Nueva York, un suceso trasciende hasta nuestros días para darnos la medida de lo grande que fueron ambos en los terrenos.

Tanto Gehrig como Alex han quedado como dos jonroneros emblemáticos dentro del béisbol en todas sus épocas, tal como refieren las estadísticas, pero un acápite en particular los unió a ambos… los jonrones con bases llenas o Grand Slam.

Para entender el origen habría que remontarse a casi 100 años, tal como lo cuenta el portal Baseball Almanac,cuando en 1925, Gehrig marcó la pauta con el primero de sus batazos para llegar al año 1938, el año de su adiós y de su célebre discurso, con la imponente cifra de 23 Grand Slams.

El nuevo récord

Debieron pasar 75 años, sí, como lo lee, 75 años, para que un 20 de septiembre de 2013, Alex Rodríguez le sacara la pelota del parque al lanzador de los Gigantes de San Francisco, George Kontos para romper el empate con Gehrig y con 24 Grand Slams establecer una nueva marca que extendería hasta los 25 al momento de retirarse, tres años después.

Era el momento del reencuentro simbólico, Gehrig inmenso en la colina del Monumental Park, Alex Rodríguez ya lastrado por el tema de las sustancias prohibidas, pero con un legado imborrable para ese entonces.

Como quiera que se mire los hechos están para dictar la pauta y solventando la polémica y demás, un día como hoy, hace ya nueve años, Alex Rodríguez superó al mítico Lou Gehrig.