Seis jugadores y ambos entrenadores fueron expulsados ​​en la segunda entrada del juego, que terminó con victoria de los Angelinos por 2-1 el pasado domingo.

El incidente 

Los Ángeles no había usado un "opener" desde el 10 de mayo de 2021, pero Phil Nevin ha estado creativo después de la degradación del novato Reid Detmers a las menores la semana pasada, solo seis aperturas después de que lanzó un juego sin hits.

Tres de los primeros cuatro bateadores en la alineación de los Marineros fueron expulsados, mientras que tres lanzadores de los Angelinos  igualmente fueron expulsados. Esto aconteció ​​después de dos días de tensión por lanzamientos dudosos lanzados por personal de ambos equipos. El tumulto comenzó cuando Jesse Winker se dirigió contra el dugout de los Angelinos después de fuera golpeado por el lanzador abridor de los Angelinos, Andrew Wantz.

Después de que se despejó el terreno, el cerrador de los Angelinos, Raisel Iglesias, regresó un momento después para arrojar grandes semillas de girasol y goma de mascar  mientras gritaba a los árbitros.

El juego se retrasó unos 18 minutos por el caos.

Resultados del juego

Luis Rengifo conectó un jonrón y David MacKinnon impulsó la carrera del desempate con un sencillo en el séptimo por los Angelinos, que evitaron una barrida en la serie con la use fue para entonces apenas su cuarta victoria en sus últimos 18 partidos en casa.

Marco Gonzáles (4-8) lanzó un juego de cinco hits hasta la séptima entrada en una derrota desafortunada para el zurdo y los Marineros, que terminaron con record 5-1 en una gira en la ruta impresionante, aunque el final se vio ensombrecida por esta gran pelea.

Las razones detrás del caos

Wantz también había lanzadopor detrás de la cabeza del segundo al bate de los Marineros, el dominicano Julio Rodríguez, en la primera entrada. Ese lanzamiento ciertamente pareció ser una respuesta a la bola rápida de Erik Swanson de 95 mph cerca de la cabeza de Mike Trout en la novena entrada el sábado por la noche, un lanzamiento que disgustó al tres veces Jugador Más Valioso de la Liga Americana.

Estaban avisados 

Los árbitros emitieron advertencias a ambos dugouts después del lanzamiento de Wantz a Rodríguez, pero Winker y los Angelinos iniciaron una pelea una entrada más tarde, en dónde las bancas y los bullpens quedaron vacíos. La pelea duró unos cuatro minutos, con personas de ambos equipos lanzando golpes.

El colmo de los colmos

La estrella de los Angelinos Anthony Rendon, que se encuentra en lista de lesionados, propinó una cachetada a la cara de Winker durante la pelea, lo cual es notable porque su mano derecha está enyesada.  El tercera base de $245 millones de los Halos ya está fuera de contienda por el resto del año por segunda temporada consecutiva.

Cuando Winker finalmente abandonó el terreno, hizo gestos obscenos con ambas manos a los fanáticos de los Angelinos que lo abucheaban detrás del dugout de Seattle. Sin embargo, la situación le sonrió a Winker, ya que un aficionado de los Marineros le envió una pizza, ¡y él la recibió!

El resto del día transcurrió sin incidentes, y Seattle anotó la primera carrera del juego en el sexto con un jonrón de Abraham Toro, quien reemplazó a Crawford en la cima de la alineación de los Marineros. El jonrón solitario de Toro fue su primer jonrón en 22 juegos desde el 20 de mayo.

Rengifo empató en el séptimo con un jonrón solitario ante Gonzáles, para su tercer jonrón de la temporada.

Monte Harrison recibió una base por bolas y anotó con un sencillo de MacKinnon con dos outs ante Andrés Muñoz. MacKinnon, ha impulsado una carrera con cada uno de los tres hits de su carrera desde que llegó a Las Mayores la semana pasada.

José Suárez (1-2) ayudó mucho al agotado bullpen de los Angelinos cuando relevó a Wantz y ponchó a ocho en seis entradas de cinco hits.

Medidas durante el juego 

El mánager interino de Los Ángeles, Phil Nevin, y Scott Servais, de Seattle, fueron expulsados. Los Angelinos perdieron a Wantz, Iglesias y al relevista Ryan Tepera, mientras que Winker, Rodríguez y J.P. Crawford fueron descartados por los Marineros.

Los castigos a posteriori

Hoy se dieron a conocer los castigos en un intento de medidas correctivas.

El mánager de los Angelinos, Phil Nevin, fue el más afectado y recibió una suspensión de 10 juegos, seguido del jugador de los Marineros Jesse Winker, quien comenzó la pelea después de ser golpeado por un picheo. Winker recibió una suspensión de 7 juegos.

El tercera base de los Angelinos, Anthony Rendon, recibió una suspensión de cinco juegos por sus acciones durante el incidente y por abandonar el banquillo mientras estaba en la Lista de Lesionados. Su suspensión será cumplida cuando regrese de la Lista de Lesionados. Además de la suspensión, Rendón tiene prohibido sentarse en la banca durante los próximos siete juegos de los Angelinos.

El entrenador asistente de picheo de los Angelinos, Dom Chiti, recibió una suspensión de cinco juegos. Al igual el campocorto de los Marineros, J.P. Crawford.

El lanzador de Angelinos, Andrew Wantz, fue suspendido por tres juegos. Wantz no apeló y comenzó a cumplir su suspensión esta noche. Ryan Tepera también fue suspendido por tres partidos.

Raisel Iglesias de los Angelinos y el jardinero de los Marineros, Julio Rodríguez recibieron una suspensión de dos juegos. El coach de banca del equipo de Mike Trout, Ray Montgomery por igual. Así como el intérprete Manny Del Campo.

Bill Haselman, coach del equipo de Los Ángeles, fue suspendido por un juego.