Juan Soto es con total rotundidad, el pelotero que más se disfruta el juego de béisbol en las Grandes Ligas, o al menos, quien más lo exterioriza. En reiteradas ocasiones lo hemos visto compartir con sus compañeros, realizar bromas y hasta reírse de sí mismo. Se nota que para él esto no es trabajo, sino más bien un muy bonito pasatiempo que desarrolla con mucho amor y pasión.

Hace varias semanas pudimos deleitarnos con su peculiar sentido del humor cuando la MLB le colocó un micrófono en su uniforme para registrar su interacción sobre el terreno con todo lo que le rodea. Sin embargo, esta vez llevó más allá la diversión y la gozadera.

Si en aquel momento a La Fiera le preocupaba Gokú, el personaje principal de la serie japonesa de televisión llamada Dragon Ball, esta vez no le importó absolutamente nada, ni siquiera su uniforme.

El chapuzón del año

En uno de los intervalos del duelo de hoy entre los Nacionales de Washington y los Phillies de Philadelphia, uno de los encargados de cuidar el diamante del Nationals Park se encontraba regando la arena del cuadro tranquilamente cuando de pronto irrumpió en la escena Juanjo para pedirle sin más ni más que le aventara un poco de agua. Fue un baño rápido que al quisqueyano le complació mucho.

Al parecer los más de 35 grados centígrados de temperatura que están haciendo ahora mismo en la capital estadounidense tenían agobiados al jardinero derecho de la escuadra patriota.

Otra derrota

A pesar de la buena vibra de Soto, los Nats siguen con su nefasto transitar en esta campaña. Hoy perdieron por pizarra de 5x3 frente a los Phillies y ya son 43 derrotas las que contabilizan en el presente curso.