Los Azulejos de Toronto y los Yankees de Nueva York están enzarzados en una lucha por el liderato de la División Este de la Liga Americana y justo el día de hoy iniciaron una serie de 3 encuentros en el feudo de los canadienses: el Rogers Centre. Ya lo de ambos clubes se ha convertido en una acérrima rivalidad moderna que promete brindarnos grandes momentos.

El duelo de inicio fue cerrado y apasionante. Los Bombarderos terminaron llevándose el cotejo por pizarra de 3x2 luego de unas muy arduas 9 entradas. La gran figura del encuentro fue el venezolano Gleyber Torres quien disparó un cuadrangular con un compañero en base en la parte alta del cuarto episodio.

No obstante, también fue cómplice de la que probablemente fue la jugada de la noche. En el segundo inning pegó un batazo por el medio de terreno que le permitió lucirse al camarero de los pájaros azules, el dominicano Santiago Espinal.

Atrapada de altura

Ante los envíos del serpentinero Ross Stripling, el toletero nacido en Caracas sacó rápido sus manos para golpear la bola con contundencia. Debido al shift de la defensa de los Blue Jays parecía que sería un indiscutible hacia la pradera central, pero ahí fue donde hizo acto de presencia el infielder quisqueyano.

Con un tremendo y oportuno deslizamiento, el oriundo de Santiago cogió la bola y dio un bonito giro, todo en un mismo movimiento, para quedar dispuesto hacia la primera base y poder realizar un disparo certero. Acto seguido metió el brazalete y retiró a Torres por la vía 4-3.

El desquite de Gleyber

Tal y como indicamos en un párrafo anterior, el dorsal 25 de los Mulos del Bronx se llevó los honores como séptimo en el orden de la novena más ganadora de la historia del béisbol al despachar un bambinazo de un par de rayitas.

Pero no solo eso, ya que cuando los de Toronto respondieron e igualaron el encuentro, GT volvió a aparecer para rescatar a los neoyorquinos con un hit productor de una anotación que le puso cifras finales al cotejo de 3x2.