La tarde de este miércoles el expelotero de Grandes Ligas Sammy Sosa, fue citado para ser interrogado en la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca) para responder sobre su relación con algunas de las empresas del entramado de corrupción desmantelado mediante la Operación Antipulpo.Inmediatamente las redes sociales y medios de comunicación se hicieron eco de la información.

Un Sosa bastante decaído se vio llegar a la cita, acompañado de su abogada.

LaPepcaestablece que una de las empresas de Alexis Medina había autorizado a Sammy Sosa, el 31 de octubre del 2017, para que gestionara un préstamo o una línea de crédito de US$10 millones ante una entidad bancaria dominicana.

Supuestamente Sosa tenía la autorización para firmar cualquier tipo de documentación que fuese necesaria a dichos fines, así como disponer de dicha suma de dinero como entendiera.

En la misma fecha, un hermano del expelotero fue autorizado para abrir una cuenta en los Estados Unidos para a solicitar un préstamo o una línea de crédito de US$4 millones.

Hasta el momento contra Sammy Sosa y a su hermano no han presentado cargos.

En la solicitud de medida de coerción que se presentó en diciembre pasado contra los procesados en el caso Pulpo, el Ministerio Público indica que el ex Grandes Ligas y  su hermano José Peralta Sosa, fueron autorizados a gestionar préstamos millonarios o líneas de crédito en nombre de la empresa General Supply Corporation, S.R.L.

Esta está vinculada a Alexis Medina, a quien imputan crear un entramado societario para, a través de contratos ilícitos, obtener ganancias por más de cuatro mil millones de pesos de varias entidades públicas.

El documento indica que la compañía General Supply Corporation, S.R.L., pertenece a la red que supuestamente creó Medina y que con la cual obtuvo poco más de 1,248 millones de pesos.

Emery Rodríguez, defensa de Sosa, dijo que no ofrecería detalles sobre lo tratado en la entrevista por la privacidad que amerita la investigación.

La abogada no especificó a la prensa si tenían que presentarse por segunda vez a las instalaciones de la Procuraduría para continuar la entrevista, pero señaló que a medida que se vaya desarrollando ofrecerán más detalles.

De acuerdo al Ministerio Público, el 31 de agosto de 2017 José Antonio Peralta Sosa (hermano de Sammy) recibió un poder para aperturar una cuenta bancaria en el Brickell Bank de Estados Unidos, como también tomar facilidades de crédito, ya sea un préstamo o línea de crédito a nombre de la empresa, hasta el monto de cuatro millones de dólares para fines de operaciones y compras de productos.

De igual manera, los documentos indican que con este poder, José Antonio quedó autorizado a ser la única persona para y disponer de dicha cuenta.

Ese mismo día, Sammy Sosa también fue autorizado para gestionar un préstamo o línea de crédito en nombre de la sociedad.

El expediente de la Pepca detalla que el préstamo era “hasta un monto no mayor de 10 millones de dólares estadounidenses por ante el banco del Progreso de República Dominicana, quedando autorizado para firmar cualquier documento para la adquisición de dicha facilidad y disponer de la misma según considere”.