El bateador designado universal elimina casi cualquier posibilidad de que los Bravos de Atlanta liberen a Marcell Ozuna, a pesar de su pasado accidentado.

Ozuna fue arrestado, y finalmente llegó a un acuerdo de culpabilidad por un cargo de violencia doméstica. Los detalles del incidente de Ozuna fueron sombríos por decir lo menos, y muchos se preguntaron si alguna vez podría regresar a Truist Park como un Bravo de Atlanta. Sin embargo, con el caso de Ozuna ahora claro y sin una suspensión de la MLB en su futuro cercano, los Bravos podrían usar sus servicios.

Ozuna figura en la lista de los Bravos como jardinero, sin embargo, también podría ser empleado como bateador designado de tiempo completo, si Atlanta lo desea. El mercado de agentes libres está repleto de posibles opciones de DH. Ozuna, sin embargo, puede superarlos a todos, incluso a Kyle Schwarber y Nelson Cruz, cuando está completamente sano y en su juego.

Bravos: ¿Deben quedarse con Marcell Ozuna?

El caso de Ozuna puede hacerle perder mucho apoyo entre los fanáticos de los Bravos, pero el manager Brian Snitker parece dispuesto a perdonarlo.

"No. Por lo que sé en este momento, él estará allí. Pasó por el proceso y ha sido autorizado para jugar. Eso es todo lo que me importa. Está en República Dominicana, saqué los puntajes y parece que lo está haciendo bien. Hay un montón de chicos por ahí, y es increíble cómo la gente se olvida. Hay muchos muchachos que han jugado contra nosotros que probablemente han estado en peores situaciones que él. Parece que la gente tiene una tendencia a olvidar o perdonar. Pero eso también está por verse, supongo”.

Si los Bravos se quedan con Ozuna, pueden dedicar todo su enfoque a volver a firmar al perenne candidato a Jugador Más Valioso, Freddie Freeman, a largo plazo, en lugar de encontrar otro bateador designado.

Ozuna inició la temporada el año pasado con bajo rendimiento para los Bravos de Atlanta, luego se lesionó su mano izquierda lo que lo haría perderse dos meses, pero fueron los problemas legales con la policía y su esposa lo que lo sacaron de juego.

El castigo fue retroactivo al final de la serie regular y podrá estar en uniforme desde el primer día con los Bravos en la venidera contienda. Ozuna ahora mira hacia delante y desea enfocarse en lo positivo y ser productivo. Así declaró el criollo:

“(No tener) Nada negativo. Lo negativo queda en el pasado. Y espero muchas cosas buenas este año”,

Recordar que "El Oso" fue clave en el campeonato de los Gigantes del Cibao en la LIDOM. Bateó .353 con tres jonrones y ocho carreras remolcadas en la final ante las Estrellas Orientales, lo que le valió ser escogido como el Jugador Más Valioso de la Serie Final. Gracias a eso pudo vivir su primera experiencia en Serie del Caribe.

Para Ozuna el béisbol invernal fue una gran oportunidad para prepararse y llegar en forma a los próximos campos primaverales. No jugaba en su natal Dominicana desde 2015.

Los Bravos de Atlanta son los vigentes campeones de MLB, ganaron el primer campeonato de Serie Mundial desde 1995 al superar a los Astros de Houston. Ozuna perdió la oportunidad de estar en tan soñado momento. Quisiera hacer sus aportes y remar junto a sus compañeros en búsqueda de repetir campeonato y él lograr su anillo de campeón.

“Espero llegar bien física y mentalmente para tratar de volver a la Serie Mundial. Mi prioridad ha sido mantenerme trabajando fuertemente y llegar en un buen ritmo a Estados Unidos”.

Firmó en la agencia libre del 2021 con los Bravos de Atlanta, un acuerdo por  $62.2 millones de dólares y cuatro campañas. En su segundo año de contrato, Marcell Ozuna cobrará $16 millones con la posibilidad de sumar otros $250,000 en bono por su rendimiento.

Y así es como, el bateador universal ha hecho sus aportes para favorecer a la estadía de Ozuna en Atlanta. "For the A".