La historia de Rubén Amaro Jr ha estado ligado a la historia misma de los Philies de Philadelphia en los últimos cuarenta años, pues desde que su padre fungiera como coach de primera base del equipo allá por los años 80 del pasado siglo, Amaro Jr signó su huella en el universo de la franquicia de la división este en la Liga Nacional.

Y hoy, cuando todos lo ven como comentarista de los Philies, narrando los juegos del equipo junto a Tom McCarthy, pocos recordaran que Amaro Jr rigió como general manager de los Philies entre 2008 y 2015, reviviendo los mejores momentos de un equipo que había dejado en aquel año 1993 sus mejores momentos, en aquella memorable Serie Mundial ante los Azulejos de Toronto, hasta que 15 años después volvieron ganar con Rubén Amaro Jr como tanque pensante.

El perfil

También hubo un pasado como jugador, muy corto, efímero diría, apenas unos años en la década del 90, entre 1991 y 1998, cuando Amaro Jr vistió la franela de los Angelinos, los Philies, los entonces Indios de Cleveland para despedirse del Big Show otra vez con los Philies.

Se trata de un personaje, icónico y en sus nuevas funciones como locutor trata de aprovechar toda su experiencia para amenizar y sopesar los vericuetos que impone la profesión,tal como hizo el pasado martes en plena transmisión del juego entre los Philies y los Bravos de Atlanta.

La anécdota

En medio de un juego desproporcionado, una auténtica paliza de los Bravos de Atlanta a los Philies, buscando quizás una anécdota entretenida, Amaro Jr contó que, en los años 80, cuando Pete Rose tuvo su estancia en los Philies tras su salida de Cincinnati, siendo un pilar en aquel título de Serie Mundial en 1980 y la Serie de Campeonato de 1983; Amaro aseveró que pudo tocar con sus manos el bate que usaba Pete Rose.

Broadcasters occasionally make mistakes, or sometimes things just come out differently than they were intended.

The Phillies broadcast had a pretty epic one yesterday.

Are we still doing "Phrasing"?https://t.co/XEr2f3ZcmL

El comentario pudo pasar desapercibido para muchos, como una de las tantas historias que envuelven al rey del hit, pero si tenemos en cuenta que par de años atrás, The Montreal Gazette develó que, en sus años con los Expos de Montreal, Rose usaba bates con corcho, todo cobra sentido y las palabras de Amaro Jr dan una vuelta de tuerca a la historia- “… era la madera más dura que jamás he tocado…”- sentenció el narrador; tal como trasciende hoy en diversos medios.

La polémica

De igual modo y quizás para atizar más la polémica, Amaro Jr señaló que era un bate Mizuno, fabricado en Japón y Rose era uno de los pocos jugadores que usaba ese bate.

En 1989, tres años después de retirarse,estalló el escandalo de las apuestas con Pete Rose siendo protagonista y su emblemática figura comenzó a ser satanizada hasta manchar su carchar una carrera de mas de 20 años con boleto directo hasta Cooperstown y si algo faltaba para agravar más la situación era el tema de los bates prohibidos, algo que sin querer o de un modo completamente intencional, Rubén Amaro Jr indujo hace unas horas.

La incertidumbre crece mientras la polémica se vuelve a avivar pero lo cierto es que un tema que parecía quedaba relegado al olvido a regresado a la palestra de la forma menos esperada.