El término "jugador de cinco herramientas" se usa en exceso en el juego de hoy, ya que hay pocos jugadores de la MLB que realmente marquen las cinco casillas de bateo de contacto, bateo de poder, velocidad, defensa y potencia en su brazo de lanzar.

Ronald Acuña Jr. es uno de los mejores jugadores de 5 herramientas del béisbol.

El bateo de contacto y el bateo de poder son posiblemente las dos herramientas más fáciles de cuantificar estadísticamente, pero también la defensa, el corrido de bases forman parte importante del juego.

En su temporada de 21 años en 2019, Ronald Acuña Jr. registró un OPS+ de 121 con 41 jonrones y 37 robos para terminar quinto en la votación de Jugador Más Valioso de la Liga Nacional, y ha seguido mejorando su juego ofensivo en general en los años posteriores con una actitud más paciente en el plato.

Estaba bateando .283/.394/.596 con 24 jonrones y 17 robos en 82 juegos cuando sufrió la lesión que lo sacó de la temporada en su ligamento.

Su atletismo élite y velocidad le permiten jugar bien en el jardín central, incluso si hace su carrera en el jardín derecho.

Suponiendo que se recupere como antes de la lesión en 2022, Acuña podría ser el mejor candidato en el juego de hoy para unirse al exclusivo club de 40 jonrones/40 robos.

Acuña Jr. había expresado que desea volver al terreno en Mayo de la temporada 2022. En su regreso, tendría que jugar defensa, batear y correr las bases, lo que debido a las secuelas de su importante lesión haría un desafío más grande su regreso a la Gran Carpa. Pero ahora con el bateador designado universal en la MLB, la carga se aliviana y sería posible se integre al juego más temprano como designado, hasta que su progreso en la salud le permita jugar defensa.

Ronald Acuña Jr. no jugó invierno en la Liga Venezolana como algunos pensaron haría, como parte de su entrenamiento y acondicionamiento para la temporada 2022. Esto por órdenes del equipo que optaron por un proceso de recuperación de menos riesgo.

La lesión sufrida por Ronald Acuña Jr. el pasado 10 de julio es unade las más serias que se pueda sufrir tanto en el béisbol como en el deporte en general. Se trató de un desgarro en el ligamento cruzado de la rodilla derecha. Normalmente requiere de un tiempo de recuperación de alrededor de 1 año. Afortunadamente a Acuña le ha tomado menos tiempo de convalecencia. Ya hemos visto a Ronald de lleno incluso en actividades propias del béisbol, como las prácticas de bateo en las que ha lucido en formidables condiciones.

El joven venezolano es la principal figura de los Bravos de Atlanta, y una de las principales estrellas de toda Las Mayores.

Con la llegada del bateador designado a la Liga Nacional, se presenta una excelente oportunidad para cuidar más al jardinero. Esto permite darle más tiempo de juego en ese rol.

Ya no es necesario tenerlo en el bosque derecho o en el central. Puede ponerse en el papel de designado. Para un jugador aguerrido e inquieto, que solo sabe jugar el juego de esa manera, con pasión y energía, no se quiere asumir el riesgo de estropear su rodilla este año.

Durante su carrera de cuatro temporadas, en la que ha disputado 391 partidos, en uno solo de ellos Acuña Jr. ha sido bateador designado, puesto ocupado en 2018. Así que es una novedad prácticamente que lo veamos en ese rol. Y chocante, incluso, ver al jugador con más condiciones de 5 herramientas jugar un juego de una sola dimensión (esperemos que a corto plazo). Pero necesario si lo queremos volver a ver a todo terreno.