¿Sed de venganza? Ronald Acuña Jr. robó lo que pudo ser un cuadrangular de dos carreras a Pete Alonso, quien fue su verdugo en la primera ronda del pasado Derby de Jonrones en Dodger Stadium.

En el cierre de la primera entrada, con dos outs y un hombre en base, el inicialista y cuarto bate de los Mets conectó un enorme batazo a lo profundo del jardín derecho.

La bola parecía irse del parque -y ya los miles de asistentes al Citi Field lo daban como un hecho con sus gritos- pero el patrullero venezolano se elevó sobre la barda del right field y decapitó lo que pudo ser un jonrón de dos carreras para los Mets de Nueva York, que en el primer episodio perdían 4-0 contra los Bravos de Atlanta.

El batazo de Alonso se produjo estando en cuenta de 3-2 ante el derecho Ian Anderson (9-6) y -de no ser por la espectacular atrapada de Acuña Jr- hubiera acercado 4-2 en el marcador a los metropolitanos.

Tras realizar el tremendo lance, el venezolano -que no atraviesa por un buen momento ofensivo- regresó al dugout dándose golpes de ánimo en el pecho, mientras Alonso retornaba resignado a su cueva mirando de reojo a Acuña.

Con 29 vuelacercas este año, el "Oso Polar" es segundo en el liderato de cuadrangulares de la Liga Nacional; cuatro por detrás del puntero Kyle Schwarber, de los Filis de Filadelfia. El slugger de los Mets es líder de carreras impulsadas con 91 rayitas traídas a la goma esta temporada.

Por su parte, Acuña Jr, quien este año acudió por tercera vez en su carrera al Juego de las Estrellas, añadió otra agresiva jugada en el encuentro al robarse la segunda base en el segundo episodio. Fue la estafada número 23 de esta temporada para el venezolano; segundo en este renglón en la Nacional detrás de Jon Berti, de los Marlins.