No es un desconocido y ahí están sus nueve años en los Yankees de Nueva York para demostrarlo.

Robinson Canó jugó con el uniforme a rayas de los Bombarderos del Bronx entre 2005 y 2013, siendo en su momento uno de los grandes prospectos de la franquicia y de todo el béisbol.

Con los Mulos, el dominicano ganó un anillo de Serie Mundial en 2009 y alcanzó una fortuna de unos 57 millones de dólares.

Hace casi una década ya que esa relación se rompió, en apariencia terminó bien pero las medias caras y las indirectas reflejaban la otra dimensión, al punto que el tema Yankees está casi prohibido para Canó.

Sabe lo que habla

El caribeño conoce bien al mundillo yankee y a las formas de Steinbrenner y Cashman, por ello se decidió a opinar respecto al conflicto vigente entre la franquicia neoyorkina y su jugador estrella.

El quisqueyano expresó su apoyo a Aaron Judge en esta querella y en este sentido alegó que Cashman y compañía deben darle lo que pida el jardinero, pues lo vale.

El conflicto

Aaron Judge rechazó una oferta de 213,5 millones por siete años y de este modo también cerró las puertas por ahora a cualquier negociación.

Not all will agree, but Aaron Judge can make the case his value is more than what the Yankees offered. https://t.co/XJYiHXosDq

Según Brian Cashman, los encuentros por ahora están suspendidos y se reanudarán a finales de este año, justo después que acabe la temporada.

En ese caso los Yankees tendrían que ofrecerle otro monto a Judge, o al menos cerca de los 36 millones que pide el jugador, por al menos nueve años.

Para muchos se trata de una locura, algo imposible y los días de Judge en el Bronx estarían contados, irían al unísono con el paso de los 162 partidos y al acabar la campaña, también podría acabar esta historia de película.

Volviendo al punto inicial, tenemos otra vez a Robinson Canó en la palestra y el hombre conoce la casa, si dice que pueden pagar... no hay más nada que decir.