Una vez puede ser causalidad, dos veces mala suerte, pero ya tres veces no hay excusas. Robinson Canó ha sido puesto en asignación por los Bravos de Atlanta. Esta es ya la tercera vez que ocurre en la temporada.

La información fue suministrada directamente por el equipo de los Bravos de Atlanta en su cuenta de Twitter.

The #Braves today acquired INF Ehire Adrianza from the Washington Nationals in exchange for OF Trey Harris. The club also designated INF Robinson Canó for assignment.

O sea, que regresa Ehire Adrianza al equipo, como lo hizo el año pasado. Esto confirma lo que se sospechaba desde que comenzó la temporada: al parecer el tiempo de Canó en las mayores ha finalizado. ¿Será tiempo de retirarse?

Canó comenzó la temporada con los  Mets de Nueva York.  Éstos, conjuntamente con los Marineros de Seattle, le deben pagan 24 millones de dólares por temporada hasta el 2023. Como es un contato garantizado le pagarán su dinero. O sea, Canó puede retirarse tranquilamente y en su casa recibirá 24 millones de dólares más.

Pero en este momento ¿cuáles son las vías que le quedan a Canó? Aceptar la asignación e ir a las menores nuevamente o decir que no y ponerse a negociar con otro club. El problema es este.  ¿Qué euipo le va a ofrecer trabajo a Canó si no ha podido en ninguno de los tres equipos que este año le han dado chance?  Todo parece indicar de que la mejor opción, se quiere seguir jugando, es irse a las menores y esperar un nuevo llamado.

Canó dejó una línea ofensiva con los  Bravos de .154/.185/.192. En total, durante todo el año, el dominicano ha visto acción en 33 compromisos, en donde solo ha podido conectar un jonrón y remolcar 4 carreras.

Lo mejor del caso es que Nelson Cruz fue consultado sobre la presencia de Robinson Canó en el equipo del clásico mundiaol y dijo que siempre era importante contar con un pelotero como el veterano en un equipo. ¿Pensará lo mismo ahora?

Solo queda esperar.