Un momento partícular se vivió en el Dodger Stadium en el partido entre Los Angeles y los Gigantes de San Francisco en la jornada dominical de las Grandes Ligas.

Yermín Mercedes fue protagonista junto a Kaitlin, una recogepelotas del conjunto californiano, debido a un batazo del dominicano que se dirigía hacia los jardines que fue detenido por la ball girl, en la parte del segundo inning.

El jardinero de San Francisco conectó un roletazo que pasó en territorio bueno por la tercera almohadilla, pero la recogepelotas la fildeó accidentalmente creyendo que la conexión de Mercedes fue en zona de foul.

Al tomar la esférica ésta hizo su trabajo y lanzó la bola a las gradas, regalándosela a los fanáticos que se dieron cita en el compromiso. Poco después, a Kaitlin le avisaron que el inatrapable del quisqueyano había pasado en territorio legal lo que le generó una confusión.

El batazo de "Yerminator" fue anotado como un doble por regla, significando una amenaza para Clayton Kershaw y los Dodgers, que estaban ganando por la mínima (1-0) hasta ese entonces.

A pesar de eso, el zurdo de Los Angeles logró retirar con ponche al Joey Bart y retirar sin anotaciones el segundo capítulo de los Gigantes.

Los Dodgers se llevaron la victoria 7-4 y barrieron a la escuadra de La Bahía en una serie de cuatro encuentros, en condición de local.

Los dirigidos por Dave Roberts lideran cómodamente la División Oeste de la Liga Nacional por diferencia de 11 juegos de ventaja con su más cercano perseguidor.

Yerminator encendido

El guardabosque está de regreso a Las Mayores y tuvo una jornada productiva con el madero al ligar 3-2 con una carrera anotada en el cotejo.

El criollo presenta .262 de average, con 11 imparables, un cuadrangular, cinco rayitas remolcadas y ocho anotaciones en 42 turnos al bate desde que subió a las Grandes Ligas en la presente temporada.

Con su cuarto revés en fila, la organización de San Francisco se sigue alejando de la primera posición en el Oeste del viejo circuito, estando a 16 partidos de los Dodgers de Los Angeles.