Luego de el escandaloso robo de señas de los Astros de Houston que ocurrió en 2017, Carlos Beltrán fue amonestado y vetado de Grandes Ligas. No se había reincorporado dese entonces a Las Mayores. Beltrán dará sus primeros pasos en MLB desde 2019.

El canal de televisión YES, que lleva la cobertura de los Yankees en el área de New York, dio a conocer que Beltrán se unirá al equipo de analistas durante las transmisiones de los Yankees como locales.

En el informe de MLB sobre el escándalo del robo de señas , Beltrán fue el único jugador mencionado por su nombre, y algunos jugadores de los Astros le dijeron a The Athletic que Beltrán era " El Jefe , el Padrino, el rey, el macho alfa en el edificio". A diferencia del exentrenador de banca de los Astros, Alex Cora, y el exmánager de los Astros, AJ Hinch, Beltrán no fue suspendido. Hinch y Cora cumplieron sus suspensiones de un año e inmediatamente obtuvieron puestos gerenciales.

Beltrán regresa al juego como análisis televisivo con YES Network, cadena deportiva regional de los Yankees de Nueva York . Beltrán jugó dos años y medio con los Yankees de 2014 a 2016.

El exligamayorista se involucrará en 36 encuentros de los Yankees durante la próxima campaña y se explicó que participará en dicha cantidad de juegos en honor a la franela que portó Beltrán en su paso por el Bronx.

El trabajo televisivo es el primer paso en el regreso de Beltrán al béisbol y presumiblemente hacia otro trabajo gerencial. Durante mucho tiempo ha sido considerado una futura estrella gerencial, y Hinch y Cora fueron contratados tan rápido después de que terminaron sus suspensiones, lo que demuestra que el escándalo del robo de señales no es un motivo de ruptura. Parece que Beltrán tuvo que esperar más para regresar al béisbol porque era un jugador activo durante el escándalo del robo de señas y porque no tiene experiencia previa como gerente.

Para el exjardinero puertorriqueño esta es su primera oportunidad en MLB desde su suspensión. Previo a su castigo, fue contratado como manager de los Mets y fue puesto en libertad en cuanto la MLB concluyó las investigaciones contra Houston.

Después de su retiro, Beltrán fue entrevistado para el cargo de dirigente de los Yankees (puesto que ocupó Aaron Boone) y en diciembre de 2018 se unió a la gerencia del club como consejero de Brian Cashman.

Beltrán, de 45 años en abril, se retiró como jugador luego de la victoria de Houston en la Serie Mundial en 2017. Se entrevistó con los Yankees para su trabajo gerencial después de esa temporada, luego se unió a la oficina principal del equipo como asesor especial del gerente general Brian Cashman en diciembre de 2018. Los Mets nombraron a Beltrán su nuevo manager en noviembre de 2019, luego las dos partes se separaron dos meses después.

Para el próximo invierno, Beltrán será candidato al Salón de la Fama por primera vez (tiene 10 años para ser electo). Sin embargo, su participación en el robo de señas cuando aún era pelotero de los Astros podría minar sus credenciales en la votación ─algo que vivieron Barry Bonds y Roger Clemens debido a su consumo de sustancias prohibidas.

En el plano deportivo, Beltrán presenta argumentos para ser considero en Cooperstown. En 20 años como profesional registró .279/.350/486, 2,725 imparables, 1,587 remolcadas, 435 home runs, nueve invitaciones al Juego de las Estrellas y un banderín de campeón mundial.