Los Rays de Tampa Bay disputaron en la jornada dominical un duelo de alto impacto frente a los Orioles de Baltimore y terminaron cayendo por pizarra de 7x6 en unas durísimas 11 entradas. Fue una derrota dura para ellos en su afán de darle caza a los Yankees de Nueva York en la pelea por el liderato de la División Este de la Liga Americana.

En este momento se encuentran a 5 juegos de diferencia de los Bombarderos poseyendo registro de 24 victorias y 17 reveses, mientras que los Mulos del Bronx llevan 29 lauros y 12 caídas.

No obstante, a pesar de la tristeza por haber caído, hay alguien a quien elogiar por realizar una enorme acción defensiva en su posición.

Estamos hablando de Randy Arozarena, jardinero izquierdo que con muchísima clase logró concretar una muy bonita atajada.

Se lució con el guante

Corría la parte baja de la tercera entrada cuando un batazo del novato estrella del conjunto de Maryland, Adley Rutschman, salió corto por la raya de la tercera base hacia terrenos de la pradera izquierda. Parecía que la bola picaría en zona buena y que con eso, los amenazantes corredores de primera y segunda podrían embestir, pero no fue así.

Gracias a una carrera antológica y a una zambullida magistral de Randy Arozarena, la pelota jamás tocó el suelo. Fue una jugada de locura la que hizo el cubano que en el 2021 fue elegido como el Novato del Año del nuevo circuito y que brilló como la gran sensación en los playoffs del 2020.

Dejó huella con el madero

Aunque los suyos perdieron, el oriundo de Pinar del Río se fue de 5-2 con par de sencillos, 1 boleto y 1 carrera impulsada. Su línea ofensiva quedó en .258/.310/.413. En este ciclo ha bateado 4 jonrones y 10 dobletes, además de contar con 16 rayitas empujadas y 19 anotadas.