Para aquellos que pensaron que lo mejor que se podía ver de Rafael Devers era la temporada 2021, llegó la campaña 2022 de las Grandes Ligas. En el presente ciclo el tercera base de los Medias Rojas de Boston está demostrando que puede ser incluso mejor que el año pasado, teniendo un presente muy dulce, más allá del momento dubitativo que vive su escuadra.

Antes del juego de hoy, la línea ofensiva del antesalista dominicano se ubicaba en .327/.383/.579, acompañada de un OPS de .962, con 17 jonrones, 27 dobletes, 46 carreras impulsadas y 57 anotadas.

Sin embargo, estos números ya cambiaron, y para mejor. En esta jornada del jueves, Carita se fue de 3-2 contra los Yankees de Nueva York en un enfrentamiento que su escuadra sostuvo en el Fenway Park y en el cual cayeron por pizarra de 6x5. En ese duelo, anotó par de rayitas, remolcó 5 y disparó 2 cuadrangulares.

Por partida doble

Los estacazos 18 y 19 de Devers llegaron en las entradas 3 y 5, respectivamente. El primero de ellos fue con 1 compañero en base y el siguiente, con hombres en las esquinas. El par de bambinazos fueron ante el lanzador estelar de los Mulos del Bronx, Gerrit Cole, quien en su carrera ha recibido más vuelacercas del quisqueyano que de cualquier otro toletero en Las Mayores. Ya son 6 los batazos de vuelta completa que le ha pegado el oriundo de Sánchez.