Si hay un tipo que está encendido en estos momentos y también desde que comenzó la temporada 2022 de las Grandes Ligas, ese es Rafael Devers. El tercera base de los Medias Rojas de Boston parece estar encaminado a tener una mejor zafra que la que tuvo en el 2021, con estadísticas que van más allá de lo que la lógica estimaba para él y probablemente asegurando a estas alturas su presencia en el Juego de las Estrellas a disputarse en el Dodger Stadium, casa de los Dodgers de Los Ángeles.

En la jornada de este viernes se adjudicó un cuadrangular enorme para llegar a 17 en la campaña y seguir mejorando sus cifras personales. Lo suyo ya raya en lo ridículo y gracias a él, los Red Sox todavía tienen esperanzas de conseguir un cupo en los playoffs. Esta vez vencieron con el apoyo de Carita a los Guardianes de Cleveland por pizarra de 6x3 y se colocaron con registro de 40 victorias y 31 derrotas, mirando de lejos a los Yankees de Nueva York en su división pero pensando en alcanzar la postemporada por la vía del comodín ampliado.

Bambinazo kilométrico

Luego de fallar con ponche en la primera entrada, el oriundo de Sánchez hizo los ajustes necesarios para su segundo turno. En la apertura del tercer capítulo despachó un bombazo de 411 pies de distancia por el jardín derecho cuando el juego se encontraba 1x1. El vuelacercas solitario rompió la paridad en el marcador en ese momento.

Sus números actuales

En este instante, Devers batea una línea ofensiva de .331/.386/.612, acompañada de un OPS de .998, 44 carreras impulsadas y 54 anotadas. Además, lidera la MLB en imparables con 92 y en dobletes con 25.

El bateador dominicano es uno de los hombres más peligrosos de todos cuando juega como visitante