El momento álgido para los Medias Rojas de Boston continúa por estos días. Después de tener una gran temporada 2021, el cuadro que dirige Álex Cora no ha podido encontrar del todo su mejor en versión en este 2022 y sigue dando tumbos en cuanto a los resultados. Luego de arrancar muy mal lograron enderezarse con una retahíla de victorias, pero ahora vuelven a divagar y su situación luce cada vez más complicada.

Muestra de ello es la derrota que sufrieron el día de hoy frente a los Atléticos de Oakland por pizarra de 4x3. A pesar de que lograron descontar 2 rayitas en la octava entrada cuando el partido estaba por diferencia de 3, la ofensiva patirroja volvió a ser insuficiente en este compromiso.

Sin embargo, una de las grandes excepciones del conjunto de Massachussets en ese sentido es Rafael Devers, quien ayer logró despachar su décimo sexto cuadrangular de la campaña, lo que le permitió alcanzar su cuarto encuentro consecutivo pegando jonrón. Asimismo, su línea ofensiva demuestra que su bate no ha estado apagado como el de la mayoría de sus compañeros, al ser de .329/.378/.612.

A pesar de que hoy no pudo aportar con el madero yéndose de 2-0 con par de boletos y 1 carrera anotada, la mejor jugada defensiva del cotejo tuvo su rúbrica.

Reflejos de gato

Corría la parte alta de la sexta entrada y abría la tanda por los A's el bateador designado Sean Murphy. Ante los envíos del veterano Rich Hill sacó una línea trepidante por terrenos de la tercera base que a todas luces sería un imparable hacia el jardín izquierdo.

No obstante, ahí estaba Rafael Devers cual pared para detener el curso de la bola. Con una zambullida poco común en él decapitó la línea de su oponente y lo puso fuera ante el asombro de todos los presentes en el Fenway Park.

De esta manera, Carita demostró que no solo puede batear, sino que también tiene la capacidad de aportar cosas con su guante cuando se le necesite.