Con el cierre patronal, es difícil mirar hacia el futuro. No hay mucho que podamos hacer, luego de una muy movida temporada de intercambios todo se ha apagado.

Sin noticias nuevas, es el momento en donde nos volvemos creativos. Nos queda analizar lo que pasó y proyectar lo que pasará.

Pues entraremos en la onda de las "predicciones", imaginando que ese ejercicio tenga alguna utilidad o pueda ser posible. Pero si tocase adivinar algo, sería lo suficientemente inteligente para arriesgar con algo que reúna posibilidades y probabilidades muy reales y altas que hicieran del escenario uno creíble.

Y creo tener una apuesta aventajado, dadas a las condiciones reúne este jugador no es tan arriesgado el atrevimiento de hacer una declaración de esa magnitud, se trata del tercera base de los Medias Rojas, Rafael Devers.

Devers se ha convertido en uno de los miembros más queridos Boston y el béisbol, sin embargo, solo ha estado en las grandes ligas desde 2017. Tampoco ha pasado mucho tiempo para que "Carita" ponga su nombre junto a algunos de los más grandes en los libros de récords en la historia de este deporte.

Pero cuando estás constantemente vinculado a Ted Williams en la historia de los Medias Rojas, estás haciendo algo bien.

Una vez que volvamos a cantar Playball! en la temporada 2022, espero tener a Rafael entre los candidatos a Jugador Más Valioso de la Liga Americana.

Muchos no creerán esto posible, con todos los grandes toleteros y superestrellas en la Liga Américana, empezando por un Mike Trout saludable.

La idea de que Devers puede ganar el MVP, quizás no sea este año, pero sí que puede hacerlo.

.Dos veces en su carrera recibió votos de MVP, terminó 12 ° en 2019 y 11 ° en 2021, ambos fueron años de referencia para el joven zurdo. Si bien ninguna de esas campañas terminó como Boston hubiera deseado, los Medias Rojas al menos recibieron temporadas de reconocimiento para el prometedor toletero.

Una vez más, sé que no será una tarea fácil considerando que tendrá que batir en duelo a Shohei Ohtani, Vladimir Guerrero Jr. y de nuevo, el siempre temible Mike Trout, entre otros. Si quiere lograr este objetivo, tendrá que ser más de lo que fue en 2019 y 2021, ya que su segunda temporada completa en la liga lo vio liderar la Liga Americana y toda la MLB en categorías ofensivas. La ofensiva no es algo que me preocupe con Rafael, ya que incluso con un solo brazo fue capaz de mandar pelotas a volar.

Para entrar en ese escalón superior, tendrá que reforzar su defensa y hacerla más nítida que nunca. Esperaba que con el regreso de Alex Cora esta temporada obtendríamos una mejora en su defensa, pero eso simplemente no sucedió. Si puede trabajar en su guante este invierno y, finalmente, en los entrenamientos de primavera para hacerlo lo mejor posible, tendrá oportunidad.

Terminó este año con 22 errores, los peores de todo el béisbol. Si J.D. Martínez hubiera optado por salirse de su contrato, no tengo ninguna duda de que Devers habría sido trasladado a DH. Pero con Martínez permaneciendo en Boston para terminar su contrato en 2022, Devers permanecerá en la tercera base, donde tendrá al menos una oportunidad más de demostrar que no es un problema en el campo.

Aunque es cuestión de tiempo antes de que su defensa se convierta en un problema demasiado grande y se convierta en un bateador designado a tiempo completo.

Entonces, ¿cómo es que un tipo que nunca llegó al Top-10 en la votación de MVP pudiera pasar a ser serio contendor y lograrlo en los próximos años? Ya hemos repasado algunos de los puntos en los que su ofensiva debe seguir siendo el alma de los Medias Rojas. Sabemos lo que sucede cuando su bate está al rojo vivo y lo que puede suceder cuando está en un slump. Su mayor debilidad es el la falta de paciencia para subir sus caminatas, ajustes en tal sentido es un paso en la dirección correcta.

 

Los extrabases estarán ahí y jugando en el lineup que lo hace las empujadas también garantizadas. El secreto del éxito radica en controlar su agresividad en el plato.

Sus esfuerzos en la postemporada mientras estaba adolorido, en donde tuvo que hacer más lanzamientos que nunca antes en su vida, le permitió ser más peligroso también en el plato. Si puede llevar esa misma mentalidad con él ahora cuando esté sano, la oposición debe preocuparse, y mucho, de Rafael Devers.

La receta es mezclar su mentalidad ofensiva letal con un guante más afilado en la defensa y la puerta al MVP se abrirá por sí sola.

No estaría de más que a los Medias Rojas les fuera bien en la clasificación a postemporada, aunque el béisbol es uno de esos deportes que ignora el éxito de un equipo en la votación al Jugador Más Valioso, no deja de ayudar .

Si por talento y habilidad es, los Medias a Rojas tienen en él un potencial candidato.