El tercera base dominicano Rafael Devers siempre ha sido considerado un bateador eminente desde que llegó a las Grandes Ligas por allá en un ya lejano 2017. Al fin y al cabo, fue con su madero que se ganó el respeto de sus aficionados y el respeto de sus más acérrimos detractores.

No obstante, siempre se ha hablado mal de su defensa. De ella se dice que es floja y que en algunas ocasiones flaquea, motivo por el cual cuando se habla del valor de mercado que tiene, siempre se le restan algunos millones de dólares alegando que no es un jugador completo.

Aun así, es parece estar cambiando en esta temporada, ya que en lo poco que va de ella, ha dejado buenas estampas con su guante y con su brazo que hacen creer que el eslabón más débil de la cadena que lo constituye como pelotero, se ha ido fortaleciendo paulatinamente.

Hoy contra los Medias Blancas de Chicago su conjunto, los Medias Rojas de Boston, cayeron derrotados por pizarra de 4x2, confirmando de esta manera que están atravesando un mal momento. Sin embargo, él se llevó los reflectores en un periodo del encuentro gracias a una muy buena intervención como antesalista.

Pito fue la víctima

Corría la parte alta del quinto episodio en el Fenway Park de Massachussets, hogar de los Red Sox, cuando el slugger cubano José 'Pito' Abreu sacó un muy difícil batazo por los terrenos cortos del shortstop. Parecía que se anotaría un infield hit, pero no contaba con que Carita aparecería para retirarlo en la inicial.

Con una gran carrera hacia delante y tomando la bola directamente con la mano desenguantada, Rafael Devers logró apresurar su accionar para realizar posteriormente un muy certero disparo sobre el mascotín del primera base Bobby Dalbec.

Asimismo, no se fue en blanco con su bate al ligar de 3-1 con una base por bolas para seguir mejorando de a poco sus estadísticas ofensivas.

Sus números en 2022

En la presente campaña el oriundo de Sánchez tiene línea ofensiva de .286/.310/.455, con 4 cuadrangulares, 10 carreras impulsadas y 15 anotadas.