Luego de 26 años los Bravos de Atlanta se llevan consigo el trofeo de campeonato de la Serie Mundial, tal conquista no podría ser lograda sin los latinos, obviooo... tanto, que el cubano Jorge Soler se lleva el MVP a casita.

Jorge Soler, con una historia de nunca rendirse, luego de solo participar en dos de seis partidos de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional a causa del Covid-19, regresó para convertirse en héroe del "Clásico de Otoño".

 

Soler registró una Serie Mundial de tres cuadrangulares y seis carreras empujadas, dejando la poderosa barra ofensiva de .300 / .391 / .800, llevándose el máximo de los honores para un jugador individual en la tierra prometida.

El cubano se une a Liván Hernández en 1997, como los dos únicos jugadores nacidos en la tierra antillana en coronarse MVP de la Serie Mundial de Grandes Ligas.

Además, luego del MVP de Eddie Rosario en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional, ambos latinos que llegarían a la organización de los Bravos de Atlanta de cara al mes de julio en la "fecha límite para traspasos", terminan siendo los mayores héroes para la organización de las hachas.

Donn Clendenon (1969)#LGM

Steve Pearce (2018)#DirtyWater

Jorge Soler (2021)

#ForTheA #LasMayores #MLB

Con los galardones de tanto Rosario como Soler, convierten a los Bravos como el único equipo en tener el MVP de la Serie Mundial y MVP de la Serie de Campeonato en dos adiciones de segunda mitad.