A pesar de la ausencia de Fernando Tatis Jr., los Padres de San Diego se las han ingeniado para salir adelante en esta temporada 2022 de las Grandes Ligas. Con récord de 38 victorias y 24 derrotas ocupan el liderato de la División Oeste de la Liga Nacional de manera compartida con los Dodgers de Los Ángeles en lo que parece que será una batalla campal por el banderín de aquí hasta el final del curso.

No obstante, si en algún momento de la zafra los Frailes necesitan al talentoso campocorto dominicano es ahora, ya que salvo marcadas excepciones dentro de su nómina como Manny Machado y en menor medida Eric Hosmer, sus bates han estado apagados. De hecho, podríamos decir que si no fuera porque el pitcheo y la defensa han estado magistrales, hoy la realidad del cuadro que dirige Bob Melvin sería otra.

El regreso más esperado

Luego de reiterados problemas de salud en su hombro izquierdo en el curso pasado, las malas noticias siguieron abrumando al Bebo durante la temporada baja. Debido a una caída de una motocicleta, se fracturó la muñeca zurda y eso le ha mantenido alejado de los terrenos durante todo lo que va del presente ciclo. Fue una situación infortunada de la que seguramente todavía se lamenta la escuadra que viste de marrón y amarillo.

Sobre ello el propio Tatis Jr. ha hablado en varias ocasiones, disculpándose incluso por no pensar en los peligros que un paseo en 2 ruedas podría ocasionar. Hace poco manifestó:

"Este terrible. Siento que todos están decepcionados, especialmente yo. Siento que tenemos una muy buena oportunidad este año como equipo, y solo quiero estar ahí para mis compañeros".

Pero a todas estas, ¿Cómo está la salud de Fernando? ¿Cuándo será su regreso y bajo qué condiciones? Son preguntas que parecen obtener respuesta a medida que avanzan los días.

Nuevo rol y retorno a los diamantes

Hace muy poco el mánager de los Padres expresó que el hombro de El Niño está más fuerte que nunca y que no será sometido a cirugía, por lo que podríamos elucubrar que volverá a jugar en el shortstop y no en los jardines.

Sin embargo, la defensa de Ha-Seong Kim ha demostrado ser mejor que la del quisqueyano, así que eso podría ser un indicio de que sus apariciones venideras podrían estar orientadas, al menos de entrada, hacia el rol de bateador designado.

Por otro lado, se supo que tras las últimas pruebas médicas las cosas parecen ir sobre ruedas para Tatis Jr., por lo que no sería de extrañar que lo viéramos uniformado a finales del presente mes o a comienzos del siguiente.

En este momento de la campaña, los Padres batean una línea colectiva de .235/.311/.361, por lo que un hombre que tiene hilo ofensivo vitalicio de .292/.369/.596 podría ser la pieza que les falta para terminar de despegar e ilusionarse con lograr algo grande en esta temporada.