¿Cuál es la primera cosa que debe hacer un gerente deportivo para mejorar un equipo? ¡La línea central! Este detalle es un gran problema dentro de los Yankees de Nueva York. Hasta ahora, Gary Sánchez y  Gleyber Torres parecen que no están engranados para lo que quiere Aaron Boone y el alto mando gerencial.

Para no irse tan lejos, el futuro de la receptoría está mucho más cerca de lo que se pueda imaginar.

Actualmente, el mejor careta de las Ligas Menores está en los Orioles de Baltimore y casualmente es el prospecto número 1 de todo el béisbol.

Sin embargo,¿Qué pueden ofrecer los Yankees al peor equipo de la MLB ? No hay dudas que la novena de los Yankees tienen piezas suficientes para aplacar la sed de competitividad que tiene los oropéndolas.

Las dificultades para adquirir los servicios de Adley Rutschman no debe ser tan complicadas. Nueva York tiene peloteros talentosos por doquier pero la posición 2 es una falla que tardaría mucho tiempo en fortalecer desde las granjas.

En la temporada de 2021, Rutschman bateó para .285 con 23 jonrones y 75 carreras remolcadas siendo uno de los jugadores con mejor actuación en los establos. El nacido en Portland, hace 23 años jugó entre las sucursales de AA y AAA.

¿Qué dice el reporte del scout?

Rutschman es un cátcher que está sobre el promedio de sus competidores, es fuerte de cuerpo y puede batear con poder en ambas partes del plato.

El careta tiene todas las herramientas para eliminar cualquier deficiencia; su poder sin esfuerzo limita su riesgo de ponches y sus habilidades defensivas innatas le permiten permanecer detrás del plato.

Esta es una posición tradicionalmente difícil para construir una larga carrera que a los largo de los últimos años han faltado estrellas en la caja registradora.

Todo esto unido hace pensar en las próximas temporadas, Rutschman podrá ser la sensación de las Grandes Ligas y en una alineación débil como la de los Orioles de Baltimore en la que puede dar muchos palos.

El porcentaje de fildeo de Rutscham es abismal. Tan solo cinco errores cometió en la receptoría en más de 80 juegos para terminar con un promedio del mascotín de .994, en la inicial concluyó con .995.

Los Orioles de Baltimore no deberían tener problemas en responder si los Yankees llegaran a llamar por los servicios de Rutscham, sus primeros prospectos pueden estar en cualquier organización e inclusive algunos jugadores del equipo grande como Miguel Andujar quién perdió la posición de antesalista por el colombianoGiovanny Urshela y también el de parador en corto por el caraqueño Gleyber Torres.

Andujar en cinco años en las Grandes Ligas promedia .278 con 24 bambinazos y 80 carreras empujadas. Si los Yankees decidirían buscar a otro receptor y un compañero del equipo grande el abanico de opciones se puede abrir en dos en Austin Wells el mejor con el mascotín dentro de la franquicia y el venezolano Antonio Gómez quién muestra un prominente brazo de más de 100 millas por horas.

La adquisición de Wells para los Yankees de Nueva York fue netamente por su bateo. Es un golpeador zurdo que puede emplear todo el terreno para poner la bola en juego, esto fue lo que consideraron los "Mulos del Bronx" para seleccionarlo en el draft colegial.

Con su guante, es un poco más desordenado que el mejor cátcher de las ligas menores. Wells a sus cortos 21 años no se ha empleado a fondo en una posición, destaca entre ser designado y careta.

Otro jugador que podrían utilizar Nueva York como moneda de cambio es Gómez, quién en los últimos días ha demostrado ser un gran atleta. Posee un gran brazo y una defensiva muy aceptable para lo que se tiene acostumbrado en la ciudad que nunca duerme.

El caraqueño comenzó a despuntar en las ligas de los Estados Unidos en el pasado 2021. Recordemos que debido a la pandemia del coronavirus no hubo pelota en el 2020.

Gómez jugó 46 juegos divididos en la liga de novatos y en la clase A en la que comenzó a dar clases con el madero. Golpeó para .263 con cuatro vuelacercas y 23 rayitas remolcadas.

A pesar de todo esto, si este análisis no es suficiente, los Yankees de Nueva York tampoco es que deban tener un dolor de cabeza porque Gary Sánchez no sea lo suficientemente competitivo para estar ocupando la posición. Desde Jorge Posada en Nueva York no ha habido un careta confiable y este tampoco era muy habilidoso con sus manos ni con su mascotín, pero su madero le dio una carrera de 17 campañas.

 

Ver esta publicación en Instagram