A medida que el cierre patronal de las Grandes Ligas se acerca a su segundo mes, los jugadores se han visto frustrados por el aparente silencio de los propietarios mientras las partes intentan llegar a un acuerdo.

Prácticamente, no ha habido negociaciones desde que los dueños se levantaron de la mesa después de siete minutos el 1 de diciembre, el día antes de que comenzara el cierre patronal. La falta de comunicación es un misterio para jugadores como el relevista de los Yanquis de Nueva York, Zack Britton, que forma parte del subcomité de jugadores de la Asociación de Jugadores de Grandes Ligas (MLBPA ).

"No puedes negociar contra ti mismo, nadie hará eso en el mundo de los negocios, cierto, si estás negociando algo", dijo el serpentinero a Chris Rose de Jomboy Media durante una aparición en el podcast "Chris Rose Rotation" junto a sus compañeros Marcus Semien y Lucas Giolito.

"Creo que cuanta más comunicación tengamos, creo que ese es el camino hacia un acuerdo. Y no puedes controlar lo que la otra parte hace o decide no hacer.

"Así que estamos preparados. ... Estábamos disponibles el día de Navidad para negociar. Sabemos lo importante que es esto", agregó Semien, el infielder de los Rangers de Texas.

"La liga no tenía que bloquearnos. Podríamos haber seguido negociando durante este tiempo, en realidad, independientemente de la fecha límite (2 de diciembre) o no. Y les pedimos que lo hicieran, y obviamente, el cierre patronal se produjo", señaló.

Los propietarios decidieron cerrar a los jugadores momentos después de que expirara el anterior convenio colectivo. Durante el cierre patronal, todas las transacciones que involucran a los jugadores se detienen, y los equipos no pueden comunicarse con los jugadores de ninguna manera. Todos los negocios de la Liga podrían haber continuado con normalidad bajo el antiguo contrato hasta que se estableciera uno nuevo si la MLB no hubiera bloqueado a los jugadores.

Estos presentaron varias propuestas económicas en las reuniones de principios de diciembre, incluyendo cambios en la agencia libre y propuestas para aumentar la competitividad y acabar con la manipulación del tiempo de servicio. Los propietarios las rechazaron y no hicieron ninguna contraoferta antes de abandonar la mesa.

Britton, Giolito y Semien destacaron que los jugadores confían en que las dos partes llegarían a un acuerdo sin interrumpir la temporada de 2022. Pero con los entrenamientos de primavera programados para comenzar a mediados de febrero.

Giolito, el representante del sindicato de los Medias Blancas de Chicago - dijo que los jugadores no están seguros de cuando los propietarios se reunirán con ellos en la mesa.

"Estamos listos para negociar, (pero) no vamos a negociar contra nosotros mismos", dijo. "Se necesitan dos para bailar el tango".