Robinson Canó es con total certeza el mejor segunda base que ha pasado por los Yankees de Nueva York en el siglo XXI, eso seguro. Sin embargo, pocos piensan que se la ha dado la relevancia que merece, motivo por el cual ven de manera dificultosa un posible homenaje de los Mulos del Bronx al dominicano.

Sus números le respaldan, y si tomamos en cuenta el hecho de que recientemente se ha anunciado el retiro del número 21 en honor a Paul O'Neill, sería interesante indagar en las estadísticas del hoy pelotero de los Mets de Nueva York para responder la pregunta que muchos se hacen: ¿Deben los Yankees retirar el 24 de Robinson Canó?

Una huella imborrable

En sus 9 años como toletero de los Bombarderos, el oriundo de San Pedro de Macorís llenó sus vitrinas de premios individuales tanto a la ofensiva como a la defensiva. En total, fueron 5 Bates de Plata y 2 Guantes de Oro los que logró con el uniforme a rayas, así como también 5 participaciones en el Juego de las Estrellas y votos para el premio a Jugador Más Valioso en diversas ocasiones.

Por si fuera poco, las cifras que puso en su primera experiencia en Nueva York dan fe de un beisbolista colosal. Su línea ofensiva con la escuadra más ganadora en la historia del rey de los deportes fue de .309/.355/.505, pegó 204 jonrones, 375 dobletes y 28 triples. Además, impulsó 822 carreras y anotó otras 799, mientras que su WAR acumulado durante las 9 campañas que estuvo en el Yankee Stadium fue de 44.4.

Comparándolo con exaltados

Para empezar, el único segunda base que tiene su número retirado en Monument Park es Billy Martin (1). Ni siquiera Tony Lazzeri (6) cuyo número sí está fuera de uso, pero en honor al exmánager Joe Torre.

Los números de Billy Martin son discretos con la casa de los Pinstripes: línea ofensiva de .262/.313/.376, con 188 remolques y 220 anotaciones. Aun así, coleccionó 4 anillos de Serie Mundial en su época de jugador, más 1 en los 2 años que dirigió a los Yankees.

Por su parte, Tony Lazzeri sí que fue un pelotero mucho más competente, por lo que podría considerarse una injusticia que la tropa neoyorquina no retirase su número 6 al menos en conjunto con Joe Torre, tal y como ocurre con el 8 que rinde tributo de manera simultánea a Bill Dickey y a Yogi Berra.

En sus 12 calendarios como yankee, Lazzeri dejó un respetable hilo ofensivo con el madero de .293/.379/.467, disparó 169 jonrones, 327 dobles y 115 triples, impulsó 1157 rayitas y pisó el home en 952 oportunidades. Todo esto le valió un lugar en el Salón de la Fama de Cooperstown, pero no en el museo del equipo de sus amores. Aquí cabe preguntarse: ¿Ocurrirá la misma injusticia con Robinson Canó?

Los homenajeados en el siglo XXI

En este siglo, los Yankees han retirado 8 números si contamos el 21 de Paul O'Neill, que se hará efectivo el 21 de agosto de este año. No obstante, solo nos centraremos en los de Jorge Posada, Bernie Williams y el propio O'Neill.

El de Derek Jeter no lo analizaremos por obvias razones (fue el mejor pelotero de la franquicia en esta época y puede que el segundo en la historia luego de Babe Ruth), mientras que los de el mánager Joe Torre o lanzadores como Mariano Rivera, Andy Pettite y Ron Guidry quedan fuera del estudio por no ser compatibles con las funciones desempeñadas por Robinson Canó.

Jorge Posada: estuvo 17 temporadas en los Yankees, dejó línea ofensiva de .273/.374/.474, bateó 275 vuelacercas, 379 dobletes, impulsó 1065 carreras y anotó 900. Su WAR acumulado fue de 42.7. Ganó 5 Bates de Plata y 4 anillos de Serie Mundial.

Bernie Williams: en 16 zafras como yankista, el jardinero central ganó 4 guantes de oro, 1 Título de Bateo y 1 Bate de Plata, además de 4 Series Mundiales. Su línea ofensiva fue de .297/.381/.477, dio 287 bambinazos y 449 tubeyes, empujó 1257 compañeros y anotó 1366 rayitas.

Paul O'Neill: al igual que Canó pasó 9 años en el Bronx. Estampó línea ofensiva de .303/.377/.492, sacó la bola 185 veces, conectó 304 dobles, impulsó 858 rayitas y anotó 720. Ganó 4 anillos de Serie Mundial, pero no logró ningún premio a nivel individual.

Mirando los números de estos 3 peloteros y volviendo a ver los del intermedista quisqueyano se hace recurrente el cuestionamiento que nos trajo hasta acá: ¿Acaso no merece Robinson Canó que se le retire su número en los Yankees una vez que abandone los diamantes?

El tema de los esteroides

Quizás el único atenuante que podría existir en este debate es el hecho de que el jugador dominicano ha sufrido par de suspensiones en MLB por uso de sustancias prohibidas. Aun así, las mismas fueron después de su primera estancia en Nueva York, por lo que eso no debería tener cabida en esta conversación.

Y tú, ¿Crees que los Yankees deben homenajear a Robinson Canó para toda la vida con el retiro de su mítico 24?