Manny Machado es uno de los jugadores más importantes de las mayores y aunque en las Grandes Ligas hemos visto un gran desempeño del pelotero antes mencionado, no quita que se ha quedado con el nombre de uno de los peloteros más odiados en todo el béisbol de las Grandes Ligas por el temperamento que tiene y que en realidad muy pocas veces lo sabe manejar. Sin embargo, Machado no pierde su calidad en el terreno y por eso "algunos lo quieren".

Sabemos que esa pequeña porción de fanáticos son ni más ni menos que los de los Padres de San Diego, los cuales saben que cuentan con tremendo equipo de Grandes Ligas y que buscan la manera de defenderse para poder hacer un temporadón y quien quita si pueden en algún momento de este 2022 clasificarse a la Postemporada.

El jugadón.

Sabiendo que fue a inicios de juego, no deja de ser interesante revelar los grandes dotes en la defensa del ministro y eso da pie a que tiene uno de los mejores coeficientes de las Grandes Ligas, pues tenemos claro que es un verdadero imán para las tremendas jugadas y eso lo demostró en el turno al bate de Edmundo Sosa, quien reventó un rodado por la esquina caliente dejando que Machado hiciera de las suyas para matar la partida en ese momento.

Cabe acotar que, en ese mismo Inning uno de sus compañeros, Eric Hosmer realizó tremendo doble play cuando se encontró con una línea de frente donde él mismo alcanzó a pisar la primera almohadilla del estadio y lanzó a la segunda para que el campo corto se encontrara con el corredor completamente de frente y sacarlo de circulación.

La temporada del Manny.

Manny Machado, conocido como el Ministro de la Defensa, tiene buenos números en las mayores, sin embargo, es de recalcar que esta temporada se ha encargado de ser bastante discreto, pues actualmente conduce los siguientes números:

El madero de Machado ha sido completamente silencioso donde se ha puesto a producir 8 cuadrangulares, 28 remolcadas aunque cuenta con un porcentaje de bateo nada deplorable de .328, nada mal para un jugador que se encargó hace un tiempo de exigir una cantidad de millones de dólares por su contrato que, muchos están aseverando en realidad que no los vale, pero seguramente dentro de poco tiempo hará gala de que sí.