El pelotero de los Mets de Nueva York, Pete Alonso, está llamado a ser uno de los grandes baluartes de su equipo en esta temporada 2022 de la MLB. Su gran poder ofensivo y la capacidad que tiene para remolcar carreras le han valido para ser uno de los señalados por los fanáticos como líder de su club.

No obstante, en el día de ayer seguro que no dejó nada contentos a los seguidores del cuadro azul y naranja, ya que 2 acciones que lo tuvieron como protagonista acabaron por condenar a un elenco que por primera vez conoció la derrota y perdió de una manera tan triste su invicto.

LEER MÁS: Gary Sánchez pasó de un Walk-Off a la vergüenza del día (VIDEO)

El combinado que dirige Buck Showalter estuvo a punto de barrer entre jueves y domingo a un acérrimo rival, como lo es la franquicia de los Nacionales de Washington, pero 2 errores consecutivos de su inicialista, uno más grave que el otro, los privaron de esta posibilidad.

Equivocaciones puntuales

Se encontraba el juego 2x1 a favor de los Mets, después de una tremenda labor monticular del venezolano Carlos "Cookie" Carrasco, y corría la octava entrada en su parte baja. Había hombres circulando en las esquinas y no se mostraban outs en la pizarra cuando Lucius Fox hizo un toque sorpresa buscando concretar un squeeze play.

La bola salió disparada hacia la posición de Pete Alonso, todo parecía que iba a ser retirado en la goma el corredor de la antesala, pero he aquí uno de los pecados del Oso Polar. Lanzó muy alto hacia su catcher y cuando este quiso corregir el movimiento, ya el hombre de los Nats estaba tocando el plato.

La segunda intervención negativa del Novato del Año de la Liga Nacional en 2019 tuvo lugar en el mismo inning, un poco después. Con enemigos en la inicial y la intermedia un roletazo fuerte salió por terrenos de su incumbencia, capturó la esférica en gran forma, pero hizo un disparo horrendo hacia la segunda base que obligó al campocorto Francisco Lindor a abandonar la almohadilla. No se hizo el out, y más tarde los capitalinos acabaron por remontar y vencer 4x2.

Sobre los 2 lamentables incidentes, Alonso no se escondió y en la entrevista posterior al juego dijo lo siguiente:

“Cuando salgo, no quiero defraudar a nadie, especialmente a nadie en el vestuario. Pero después de no hacer la jugada ahí, defraudé al equipo. Y como resultado, perdimos el juego”.