Con motivo del día de la Independencia dominicana, Alex Rodríguez posteaba en sus redes algunas fotos vistiendo el uniforme dominicano en la preparación para el Clásico Mundial de Beisbol 2009. Una participación histórica que no paso de fotos.

La historia de Alex Rodríguez es muy conocida, pero vamos a repasarla.

Nació en New York, hijo de padres dominicanos, residió en República Dominicana hasta los ochos años, luego su familia se mudó al sur de la Florida. Cuando estudiaba sorprendió a todo el mundo con su talento, siendo escogido como el número uno del draft 1993 por los Marineros de Seattle.

Con los Marineros, Alex jugó siete temporadas entre 1994 y 2000, ganando varios bates de platas y siendo elegido a varios All-Star. En diciembre del 2000, los Rangers de Texas pagaron $252 millones de dólares por diez temporadas a la super estrella. De este contrato jugó sólo cumplió tres temporadas, fue elegido al All-Star en sus tres temporadas, ganó tres bates de plata, dos guantes de oro y el Premio Jugador Más Valioso en 2003.

Las cosas no estaban saliendo como se esperaba, el elevado contrato estaba perjudicando la nómina y los Ranges decidieron de seguir adelante. Pusieron a Rodríguez a disposición durante la temporada baja de 2003-2004, y las llamadas estaban llegando.

Brian Cashman y los Yankees finalizarían un trato para adquirir a Alex Rodríguez y los $179 millones restantes de su contrato, enviando a cambio al segunda base Alfonso Soriano y al prospecto campocorto Joaquín Arias.

En 2006 se jugaría la primera edición del Clásico Mundial de Beisbol donde estarían las principales potencias de beisbol del mundo. Fue organizado en gran parte como respuesta a la decisión del Comité Olímpico Internacional de eliminar el béisbol como deporte olímpico en 2005.

Alex Rodríguez tenía un dilema, pues debía elegir que camiseta utilitaria, por meses se especuló sobre cuál uniforme finalmente vestiría, primero dijo que jugaría por Republica Dominicana en honor a sus padres, luego dijo que no jugaría por ninguno de los dos países para evitar el conflicto y, por último, terminó eligiendo jugar con el equipo de Estados Unidos.

“Nací en USA y tengo esa ciudadanía”, fue el argumento de Rodríguez para esa elección.

 

Para la segunda edición del evento en 2009, Alex Rodríguez, amparado por la cláusula especial sobre las nacionalidades, decidió jugar con República Dominicana y aclaró que esta vez "Estoy 100 por ciento seguro de que jugaré para la selección de República Dominicana", dijo.

“Esta vez no habrá dudas y es un sueño de mi mamá que pretendo cumplir”.

La presencia de Rodríguez sin dudas beneficiaba al espectáculo del Clásico y los organizadores estarán muy felices con la disposición del jugador, ya que las ventas de camisetas y los tickets para los partidos de República Dominicana en la primera fase del torneo probablemente aumentarán. Muchos fanáticos dominicanos estaban de acuerdo, otros no, pues Alex había declinado jugar con el país en 2006.

Rodríguez viajó a República Dominicana para entrenar con los otros jugadores del combinado quisqueyano.

Al final, Rodríguez no jugó con dominicana en 2009, pues un examen de imágenes por resonancia magnética encontró un quiste en la cadera, lo que le impidió su participación, quedando sólos las fotos con el uniforme dominicano.