Todos saben que Paul Goldschmidt es bateador y su amplia hoja de servicios en Las Mayores así lo atestigua; hablamos de 6 Juegos de Estrellas, 4 Guantes de Oro y 4 Bates de Plata en once campañas disputadas.

Sin embargo su explosión ofensiva con los Cardenales de San Luis no deja de impresionar a fanáticos y especialistas, pues el estelar primera base está rindiendo a un nivel digno de un MVP.

On fire

Al momento de escribir estas líneas, Goldschmidt registra 355 de average, con 10 cuadrangulares y 40 carreras impulsadas.

Además, sostiene un elevado OPS de 1042 y ha conectado 61 hits.

El toletero se ha desbordado con el madero y ni en los mejores vaticinios se podría pensar en algo así, pues el hombre está intratable.

Paul Goldschmidt for NL MVP?

En busca de hitos

Este sábado precisamente, Goldschmidt llegó a 19 partidos conectando de hit y al juego número 33 embasándose de manera consecutiva.

En el partido de la jornada, el slugger disparó su décimo vuelacercas de la campaña para remolcar a tres compañeros y ayudar a la victoria de los Cards ante Milwaukee 8-3.

Algunos guarismos

El batazo fue una sólida conexión a 105.8 millas por hora y se depositó a 399 pies, de acuerdo con Statcast.

Este fue el tercer juego consecutivo donde Goldschmidt pega jonrón y con su extrabase, se colocó sólo a tres de superar el récord de 22 para los Cardenales en un mes, ello en poder de Stan Musial y Albert Pujols.

Con su actuación, Goldschmidt aportó de igual modo al primer triunfo en Grandes Ligas del joven prospecto, Matthew Liberatore.

Lo de Goldschmidt con el madero va siendo colosal y su producción con el madero va ayudando a mantener al equipo en competencia, pues una producción así era necesaria para los pájaros rojos.