Mucho se ha hablado de la cantidad de veces que Julio Rodríguez ha sido ponchado sin tirarle. Y con razón, ya que incluso la mayoría, ha sido de manera injusta. Sin embargo, su decepcionante inicio podría tener que ver con otros factores.

En lo que va de año, solo Dansby Swanson (26) se ha ponchado más que Julio (25 en total), siendo 14 de ellas sin tirarle. Sin embargo, en 9 ocasiones ha sido ponchado (sin tirarle) por un lanzamiento fuera de la zona de strike de acuerdo a la tecnología “game day” de MLB. Inmerecido trato para alguien que lo único que ha demostrado en esos turnos es una buena conciencia de la zona.

Un ponche es de lamentar para todo bateador, pero muchísimo más si se trata de uno de los jugadores que le pega más fuerte en todo el negocio. Sí, Julio Rodríguez tiene el decimoséptimo mejor registro de velocidad de salida promedio (empatado junto a Marcell Ozuna) de todas Grandes Ligas. Y cuando le echamos un vistazo a su promedio de bateo de las pelotas puestas en juego (BABIP), que es de .355, es mucho más que decente. Tanto así que lo ubica en el lugar 35 en toda MLB, por encima de grandes temporadas como Trout (.344), J-Ram (.340) o Wander Franco (.339).

 

¿Mala Suerte? 

Entonces, ¿podríamos pensar que lo de Julio Rodríguez es una cuestión de mala suerte. Que si bien es cierto se está ponchando mucho pero que está haciendo contactos muy sólidos y eso no se viene reflejando en su línea ofensiva? Sí, pero no.

Hasta cierto punto podemos verlo así, pero es que no es solo eso. Sus estadísticas esperadas lo sitúan muy cerca de dónde realmente se encuentra.

Su promedio de bateo real es de .196, mientras que el esperado es .203. Su SLG es de .250 y el xSLG (slugging esperado) es de .319.

Pero, ¿Cómo puede existir tal correlación? ¿Estar entre los que más fuerte golpean la pelota, pero también entre los peores en cuanto a expectativas de hits? Respuesta: El ángulo de salida.

Esto no parecerá tan grave si tomamos en consideración que el promedio del ángulo de salida de Trea Turner es de -0.9° y el de Juan Soto es de 5.9° Entonces, si dos de los mejores bateadores del negocio se mantienen en esa zona, ¿por qué Julio no podría tener una buena temporada?

 

Qué esperar en lo adelante 

Claro, un batazo con un ángulo de salida de 4 grados podría llegar a ser un buen contacto, pero recuerden que en esta ocasión estamos hablando de promedios, por lo que un valor bajo puede dar cuenta que se conectan muchos rodados.

Muestra de ello es que Trea Turner y Juan Soto ocupan el tercer y cuarto lugar en toda MLB en cantidad de rodados totales, con 30 y 29, respectivamente. Y es que, por lo general, hasta los mejores jugadores se hacen vulnerables ante los rodados. Es lógico, aunque la pelota salga muy rápido del bate, al chocar con el piso va a perder velocidad de inmediato y dará más tiempo a la defensa para reaccionar e intentar el out.

Como referencia, El promedio de rodados de la liga ronda entre 42.5 y 43.3%.

Claro, a todo lo anterior también se le suma el hecho de que ha puesto menos pelotas en juego que Marcell, es decir, aunque la velocidad de salida sea la misma, al Ozuna haber estado haciendo más contacto, también ha estado teniendo más posibilidades de llegar a base.

Es cierto el pitcheo de MLB es muy superior al que Julio había enfrentado o en sus etapas previas, sobre todo que nunca jugó en AAA, pero aún así entendemos s que no es sostenible ese alto porcentaje de ponches (40.3%) para alguien que en ligas menores, esa relación fue de 18.9%.

Las cosas van a empezar a salir bien en algún momento para Julio. Ya vemos lo bien que le va cuando pone la pelota en juego, los ponches disminuirán, la velocidad con la que golpea la pelota se mantendrá y podremos disfrutar a plenitud del talento de este gran prospecto.