Fernando Tatis Jr. es una de las nuevas caras del béisbol de las Grandes Ligas y probablemente lo siga siendo en un futuro. A pesar de que solo ha estado 3 años en el mejor MLB, ha demostrado que tiene unas capacidades increíbles bateando a granel y ofreciendo una más que sólida defensa.

Por esa razón, antes del comienzo de la campaña 2021, exactamente el 17 de febrero, los Padres de San Diego le amarraron con un histórico contrato de 340 millones de dólares y 14 años de duración. Estaban convencidos de que este hombre sería el pilar fundamental de su franquicia.

LEER MÁS: El poder quisqueyano se hizo sentir en triunfo de Blue Jays (VIDEOS)

La verdad es que de eso puede que haya pocas dudas, pues el nacido en San Pedro de Macorís ha justificado con excelentes números su multimillonario acuerdo. Aun así, hay un factor que podría ser determinante en el resultado de esta ecuación y es justamente el que lo tiene ahora mismo alejado de los terrenos: las lesiones.

Daños recurrentes

Aunque en el 2021 se adjudicó su segundo premio Bate de Plata, lideró la Liga Nacional en jonrones con 42 y fue tercer en la votación al premio MVP del viejo circuito, Tatis Jr. vivió momentos de drama y dolor. En 3 ocasiones El Bebo tuvo que visitar la lista de lesionados por repetitivos problemas en el hombro izquierdo que ya venía anunciándose desde el Spring Training.

La primera de sus salidas fue en abril, cuando en un swing se dolió de la zona antes mencionada y tuvo que abandonar el diamante.

Pasado un tiempo, la dolencia volvió a decir presente a mediados de junio, cuando intentó realizar una atrapada en el campocorto.

Mes y medio después, una barrida en tercera base frente a los Rockies de Colorado pondría en tela de juicio la salud de la misma articulación.

Fue aquí cuando los Padres lo movieron a los jardines para intentar quitarle carga y restarle probabilidades de peligro.

La tragedia continúa

En este 2022, parecía que todo iniciaría de la mejor manera y que las subluxaciones en el hombro izquierdo del toletero de apenas 23 años serían cosa del pasado, pero no. Ni bien iniciado el Spring Training, la gerencia de los Frailes indicó que El Niño sería sometido a una intervención quirúrgica para reparar una de sus muñecas, la cual se dañó presumiblemente cuando conducía una motocicleta en la temporada baja.

La situación generó gran polémica y puso en entredicho el profesionalismo de Tatis Jr., quien ante la oleada de críticas brindó unas declaraciones diciendo:

"Es terrible. Siento que todos están decepcionados, especialmente yo. Creo que este año teníamos una buena oportunidad como equipo y yo solo quiero jugar con ellos (sus compañeros)".

Sin embargo, hace pocos días se le vio jugando fútbol en las instalaciones del club al que pertenece y una vez más, las redes ardieron en su contra, ya que según los fans, está poniendo en riesgo su recuperación.

Pudieron cancelarlo

En las últimas horas, se supo por boca de la reconocida agente de peloteros de MLB, Rachel Luba, que la novena de San Diego pudo rescindir el contrato al pequeño Fernando de acuerdo a una cláusula que figura en el mismo.

No obstante, aclaró que esto es difícil que ocurra, puesto que debe haber una conducta inapropiada de manera repetida y sistemática por parte del atleta para que una franquicia se plantee dicha posibilidad.

Ahora, la situación es que a juzgar por sus actos, Tatis Jr. no parece madurar y puede que este tipo de eventos se susciten de nuevo en un futuro, por lo que vale la pena preguntarse, ¿Se arrepentirán los Padres de San Diego de no haber anulado el convenio a tiempo?