A simple vista pudiera parecer una historia cualquiera pero no, quiso el destino que Pablo Sandoval y Edgar Rentería coincidieran en las Grandes Ligas, jugando para el mismo equipo.

Para ese entonces Edgar Rentería se adentraba en el final de su carrera y lo lograba por todo lo alto; a su vez, Pablo Sandoval comenzaba con sus primeros pasos en el Big Show.

Los únicos

Más allá de las coincidencias los hechos mencionados anteriormente, hay un suceso que une a estos peloteros para orgullo del béisbol latino y mundial.

Hasta el día de hoy, siguen siendo los dos últimos jugadores en Grandes Ligas que han comenzado una temporada al máximo nivel, conectando al menos 20 hits consecutivos.

Los hechos

Cuatro años antes de ganar el anillo con los Gigantes, en 2006, mientras vestía el uniforme de los Bravos de Atlanta, Edgar Rentería comenzó bateando incogibles en los primeros 23 partidos de esa campaña.

Por su parte, Pablo Sandoval, logro emular la hazaña en 2012, cuando en los primeros veinte encuentros se agenció imparables.

En este punto cabe rememorar que en esa temporada, Sandoval también fue el MVP de la Serie Mundial, dejando otra marca histórica en el primer juego del Clásico de Otoño, cuando pegara tres jonrones ante los lanzadores de los Tigres de Detroit.

Por su parte Edgar Rentería ya había escrito sus páginas de gloria cuando en 1997 fue el hombre grande de los Marlins ante los Indios de Cleveland para tres años después también vestirse de héroe ante los Vigilantes de Texas.

Sin dudas hablamos de dos de los grandes de la pelota caribeña, inmortalizados por la épica de este maravilloso deporte.