El futuro del campocorto puertorriqueño Carlos Correa apunta otro destino; los Cachorros de Chicago podría ser un lugar para el nacido en la Isla del Encanto.

Una investigación del periodista Bruce Levine indicó que tanto como el exAstros como los de la Liga Nacional tienen un "mutuo interés".

Correa, de 27 años y siete temporadas como grandesligas ha dejado un promedio de .277 con 133 jonrones, 489 carreras remolcadas y una Serie Mundial (siendo figura) tiene derecho a poder pelear un buen contrato que le garantice un porvenir positivo para el y su familia.

WME Sports, la casa que representa a Correa es una de las más "duras" en el ramo, con ellos al mando, Correa puede estar un poco "tranquilo" que se le va a buscar un buen acuerdo.

Pero luego de este cierre patronal habrá que ver que actitud austera pueden tomar los clubes desde ahora en adelante.

Astros de Houston, Yankees de Nueva York, Dodgers de Los Ángeles, Medias Rojas y Bravos de Atlanta son otros equipos que han mostrado interés por el campeón del 2017.

Correa puede aprovechar la ausencia de ídolo que tendrá los Cubs en el futuro. La ausencia de Kris Bryant, Kyle Schwarber y Javy Báez los oseznos pueden tener la capacidad y arriesgarse un poco con el salario de Correa.

¡Es un impedimento! 

Levine asegura que Correa quiere un contrato similar al de Corey Seager que estampó con los Rangers de Texas. El toletero que militó con los californianos ganará en 10 zafras una astronómica cantidad de 325 millones de dólares algo que por los momentos Chicago no quiere apostar, no por el tema económico sino simplemente por la edad del cañonero latinoamericano.

En 10 años, Correa estaría ganando una cifra muy alta cuando su momento "prime" ya habría pasado a un segundo plano definitivamente.

A pesar de todo esto, el gerente de operaciones de los Cachorros de Chicago indicó que no habrán problemas en gastar dinero porque lo hay. Ya se hicieron de los servicios del picher Marcus Stroman quien dará experiencia y más confianza en el cuerpo de abridores que fue un dolor de cabeza en el 2020.

Chicago tiene un serio problema en producción de bateo.

En ninguno de los cinco puestos de las distintas estadísticas los Cachorros no aparecieron en ninguna, Correa puede ser el que lleve la antorcha del club en los próximos años, pero estos deberían ponerse de acuerdo en que invertir y en que no.