Marcell Ozuna se la vio clarita al abridor Anthony DeSclafani y destrozó inmenso cuadrangular en el partido entre los Bravos de Atlanta y los Gigantes de San Francisco, en la jornada de este martes 21 de junio.

El toletero, oriundo de Santo Domingo, no le tuvo piedad a esa pelota y la sacó por todo el jardín central de estadio SunTrust Park y desapareció su decimotercer jonrón de la presente temporada de las Grandes Ligas.

El dominicano castigó el primer lanzamiento que recibió por parte del derecho de los californianos y la mandó a volar hasta las gradas y poner las primeras dos carreras del partido para los locales y colocar la pizarra a solo dos anotaciones de diferencia en la parte baja del segundo capítulo.

El batazo del "Oso" salió del bate a una velocidad de 106.7 millas por hora y recorrió una trayectoria de 427 pies de distancia. El quisqueyano trajo desde la primera base al careta Travis d'Arnaud y concretar dos remolcadas en el compromiso.

El tablazo fue el inicio de una remontada para los de Atlanta, que fabricarían tres carreras más en la baja de la tercera entrada y darle vuelta a 5-4 sobre los Giants, siendo castigado el diestro del conjunto californiano con cinco anotaciones y seis imparables permitidos.

¡Oso encendido!

El criollo está pasando por un extraordinario momento con el madero en la vigente campaña de Las Mayores. El bateador designado batea para .292 con tres vualacercas, cinco producidas, seis anotadas, ha recibido cuatro boletos para un total de siete indiscutibles en 24 turnos al bate en sus últimos siete compromisos con los Bravos.

Números en 2022

Su despertar ofensivo en los últimos cotejos ha provocado que sus números mejoren con .229 de average, 13 bambinazos, 28 rayitas remolcadas, 32 pisadas al plato, 58 inatrapables, par de estafadas y un OPS .697.

Con su cañonazo, el pelotero quedó a 14 jonrones de llegar 200 estacazos de por vida en las Las Mayores.