A lo largo de los años en las Grandes Ligas de Béisbol se ven nuevas posibles luminarias o jugadores que pueden dar la talla sin problemas.

La República Dominicana y Venezuela lideran después de los Estados Unidos esa tarea en colocar lo mejor de lo mejor.

Los Guardianes de Cleveland, anteriormente conocidos como los Indios han destacado en los últimos años en confiar en el talento que tienen en las granjas y sobretodo el de Quisqueya.

Un gran ejemplo es que hoy por hoy, la cara de la franquicia es el dominicano José Ramírez que a la vez es uno de los mejores peloteros de la MLB.

Sin embargo, Ramírez no es el único nacido en la isla del merengue que puede demostrar de que está hecho en las raíces de la tierra del mangú.

Para la campaña del 2022, los del Centro de la Liga Americana llamaron desde sus fincas al prospecto Óscar Luis González que había demostrado que ya podría ser probado en el grupo grande que está luchando para clasificar a los playoffs.

González, en lo que iba de temporada de Milb estaba con un promedio de .282 en la que llevaba nueve cuadrangulares y 33 carreras llevadas a la goma.

El nacido en Sabana Grande de Palenque analizó y comentó su momento en una entrevista EXCLUSIVA CON RÉCORD vía telefónica desde la ciudad de Cleveland.

"Acabo de cumplir un sueño, estoy muy agradecido con las oportunidades, estoy muy bien",fueron las primeras palabras de González que se presenta como una de las próximas figuras de Cleveland.

En 27 juegos jugados lleva dos jonrones y 13 carreras remolcadas, nada mal para un novato que está dando sus primeros pasos en el máximo nivel de béisbol del planeta.

Hasta ahora, Cleveland no ha mostrado o ha comentado sobre los planes que tienen sobre González.

Sin embargo, su rendimiento lo ha mantenido arriba y se presume que siga allí debido a que los Guardianes dejaron fuera del roster al colombiano Óscar Mercado el cual pudo ser una "piedra en el zapato".

"Hasta ahora no sé qué planes tiene el equipo conmigo. Pero mí meta es quedarme aquí y ayudar al equipo", advirtió el cañonero.

González hizo su debut en la MLB el pasado 26 de mayo del presente año. Luego de tener una envidiable carrera en las Ligas Menores en la que dejó un promedio de .281 con 77 cuadrangulares y 336 carreras remolcadas todo ello logrado en 2236 turnos al bate lo que sin duda es una bestialidad.

José Ramírez que es el pelotero más importante de Cleveland ha sido un profesor para sus compañeros en al que tan solo tiene 29 años.

El nativo de Bani es actualmente uno de los peloteros más infravalorados de todos, es el actual líder en carreras empujadas con 63 y ha servido un poco de inspiración para González.

"Tengo una muy buena relación con él. He aprendido de cómo sobrellevar el juego",contó.

El novato aseguró que quiere seguir agarrando la experiencia de Ramírez: "Siempre estoy escuchando sus consejos, él tiene más años que yo aquí y debo prestarle atención"

Un deportista profesional bien sea en el deporte que esté debe estar propenso a ciertos cambios en su formación como ser humano.

Desde pasar menos tiempo con la familia hasta a hacer cosas que no estaban la vida cotidiana de una persona.

Es por ello, que el apoyo familiar es necesario para estar en el “Big Show”.

"Esto es un sueño cumplido para mi familia y mi comunidad (…) todo ha sido hermoso por lo que me está sucediendo, gracias a Dios",agregó González a este sitio web.

Uno de los hechos curiosos para la carrera de Óscar Luis González es que está siendo dirigido por Terry Francona uno de los mejores mánagers de béisbol de las Grandes Ligas.

Este inició su carrera como piloto en la MLB cuando el dominicano ni siquiera había nacido.

Fue en 1997 cuando se estrenó con los Filis de Filadelfia para luego pasar a los Medias Rojas de Boston, Indios de Cleveland y ahora Guardianes.

"Mi relación con Terry (Francona) es muy buena, él es un gran señor. Una de las cosas positivas es que siempre vive animándonos y en la que confía mucho en nosotros, es un gran estratega",soltó González desde los Estados Unidos.