El joven Oscar González de los Guardianes de Cleveland vivió el día de hoy una de las experiencias más increíbles que puede experimentar cualquier pelotero: debutar en Grandes Ligas. Ese es el sueño de todo aquel que se inicia en el rey de los deportes y la meta por la cual cientos de miles de todos las edades y lugares trabajan día a día.

Hoy, en el enfrentamiento entre su equipo y los Tigres de Detroit, tuvo la oportunidad de ver acción por primera vez en Las Mayores, y las cosas le salieron de la mejor manera en lo personal, a pesar de que el conjunto que antes llevaba por nombre 'Indios', cayó por pizarra de 4x3 ante la tropa bengalí.

Su imparable inaugural

Alineado como jardinero derecho, el oriundo de Sabana Grande de Palenque estampó un excelente registro de 2 imparables en 4 turnos, de los cuales uno fue un doblete.

Sin embargo, los honores se los llevó con el primero, el cual hizo acto de presencia en el segundo episodio en forma de indiscutible hacia el bosque central.

Buena actuación en menores

Durante el presente año, el dorsal 39 de los Guardians puso línea ofensiva de .282/.308/.506, con 9 jonrones, 33 carreras impulsadas y 21 anotadas en 41 cotejos. Aparte, su OPS fue de .813 y logró pegar 49 hits en 174 turnos.

En una entrevista posterior al encuentro, dijo lo siguiente:

"Mi objetivo era poner el balón en juego e intentar hacer todo lo posible para ayudar al equipo a ganar".

"My focus was to put the ball in play, and try do anything that I can do to help the team win."