Si bien es cierto que los Piratas de Pittsburgh están atravesando otra temporada para el olvido, no es menos verídico que la presencia del novato Oneil Cruz ha redirigido muchas miradas hacia ellos. Gracias al buen accionar del espigado campocorto dominicano no son pocos los ojos que se posan jornada tras jornada sobre el elenco bucanero para observar el desarrollo de la prometedora carrera de este chico nacido en Nizao.

Este chico de apenas 23 años es toda una sensación. Debido a sus características física algo atípicas para la posición que defiende, siempre es un gusto y también cierta extravagancia verle sobre el diamante. Con 2.01 metros de estatura y 97 kilogramos de peso según las últimas estadísticas oficiales, Cruz es todo un parador en corto llamativo.

Sin embargo, esto no es lo importante, sino el aspecto deportivo. En el día de hoy logró su séptimo bambinazo en lo que va de 2022, en lo que fue el triunfo de sus Piratas por marcador de 5x3 sobre los Cerveceros de Milwaukee.

El estacazo de vuelta completa de Oneil tiene una particularidad, y es que a pesar de que el pitcheo estaba afuera, bastante alejado del plato, gracias a sus largas extremidades superiores pudo conectarlo con facilidad y depositarlo en lo más profundo del jardín central. Este tablazo puso el encuentro igualado 3x3 en la parte baja del sexto episodio y le permitió a los locales iniciar lo que acabaría siendo una tremenda remontada.