La multitud de 27.282 espectadores esperaba ver a Cabrera pegar el jonrón número 500 de su carrera, pero el toletero se fue de 1 de 4 con un sencillo en la primera entrada.

"Obviamente es uno de los mejores bateadores de todos los tiempos y también es una gran persona", dijo Ohtani.

En cambio, Ohtani montó un espectáculo.

El derecho japonés permitió seis hits, ponchó a ocho y no dio boletos en una salida de 90 lanzamientos.

Ohtani (8-1)se convirtió en el primer jugador de Grandes Ligas en conectar 40 jonrones en una temporada en la que lanzó al menos 15 juegos. El récord anterior fue de 29 por Babe Ruth en 1919.

"Obviamente, es un talento increíblemente especial y pudimos presenciarlo de primera mano esta noche", dijo el manager de los Tigres, AJ Hinch.

Rasiel Iglesias lanzó un noveno perfecto para su 27mo salvamento, retirando a Cabrera con un elevado.

El abridor de los Tigres, Tarik Skubal (8-11), permitió seis hits en 6 2/3 entradas. Ponchó a siete sin dar un pasaporte.

Ohtani se dio a sí mismo una carrera de respaldo al abrir el octavo con un cuadrangular de 430 pies, atrayendo una ovación y cánticos de "MVP" de la multitud.