El campocorto de losAtléticos Elvis Andrus, dijo que trata de no preocuparse por lo que no puede controlar  y eso incluye una cláusula clave en su contrato de ocho años y $120 millones que finaliza esta temporada.

Según su contrato que entró en vigencia antes de latemporada 2015, se garantiza una opción de $15 millones para 2023 si Andrus llega a 550 apariciones en el plato esta temporada o 1,100 apariciones en el plato entre el 2021 y 2022.

“Trato de no pensar mucho en eso” dijo Andrus. “Mentiría si digo que no, pero al mismo tiempo sí sé que estoy haciendo lo mío, y salgo a jugar como estoy acostumbrado, los turnos al bate van a pasar. Así que trato de no pensar en eso”.

Andrus ha sido uno de los mejores bateadores de Oakland esta temporada. En 103 juegos, ha bateado .237/.298/.367 (94 OPS+) con siete jonrones y siete bases robadas. Su 1.2 de victorias por encima del reemplazo ocupa el tercer lugar entre los jugadores de posición de los Atléticos, detrás del receptorSean Murphy y el jardinero Ramón Laureano. Sin embargo, los Atléticos han dado tiempo de juegos a los jugadores de cuadro novatos Nick Allen y Jonah Bride. Pero ni Allen ni Bride se han desempeñado tan bien como Andrus con el bate, y ambos registraron OPS+ en los 60s.

Ahora, normalmente, esto no sería un problema demasiado grande. Un campocorto de treinta y tres años que ya no es un buen fildeador y no puede batear tendrá muchas dificultades para alcanzar esa marca de 550 apariciones. Sin embargo, sucedieron dos cosas que realmente han puesto los Atléticos en jaque.Primero, MLB cambió la pelota de una manera que redujo el slugging en toda la liga. Para un bateador como Andrus, que ya ha perdido el poco poder de slugging que tenía, esto no fue gran cosa. Mientras que el resto de la liga empeoró, él se mantuvo igual, lo que significa que sus estadísticas de bateo han mejorado en comparación con todos los demás esta temporada a pesar de tener el mismo perfil de bateo.

Otra cosa es que la ofensiva de los Atléticos es históricamente mala. Esto hace que sea increíblemente difícil justificar no ponerlo en la alineación a menos que quieras quitarte la máscara al 100 % y decir que simplemente te estás estancando y no quieres que su opción se conceda. Si bien es lo suficientemente bueno como para asegurarse de jugar todos los días, no es lo suficientemente bueno como para justificar cambiarlo sin recibir una vez más el salario de otro jugador.

Ahora, no todo es horrible paraOakland, debido a que la ofensiva es tan terrible, todos en el equipo necesariamente obtendrán menos apariciones en el plato, y más jugadores tendrán oportunidades de juego. Además de esto, han hecho un buen trabajo al mantener a Andrus lo más bajo posible en el orden sin simplemente ponerlo descaradamente de noveno bate, generalmente bateándolo de sexto o séptimo lugar para evitar algunos turnos extras al final del juego. La combinación de estos dos factores ha dejado a Andrus rondando casi al ritmo correcto para llegar a 550 turnos al final de la temporada. Actualmente está en camino de 538, aunque simplemente superaría la marca con 564 apariciones si no pierde más juegos