Los Dodgers de los Ángeles no solo son el mejor equipo de la temporada en las Grandes Ligas, sino también que logran un sabor diferente en cada una de sus victorias como durante su último desafío frente a los Marlins de Miami, donde las esposas de los jugadores y otras personas importantes presentaron sus elecciones para dicha celebración.

Antes de iniciar el jugo la  franquicia de los Dodgers compartió  detalles del cambio en las canciones a través de sus  redes sociales. El lanzador Ryan Pepiot salió corriendo al montículo mientras "What Dreams Are Made Of" de "The Lizzie McGuire Movie" sonaba en todo el Dodger Stadium. Cuando Craig Kimbrel entró en "Let It Go" de Idina Menzel de "Frozen" de Disney.

Sobre este tema varios de los hombres de la plantilla del equipo californiano dieron sus consideraciones, iniciando por su manager Dave Robert: "Sabes qué, me gustaron todos. Fue interesante, porque cuando Ryan subió al montículo, estaba realmente decepcionado con su canción de huelga".

"Luego, cuando supe que la historia detrás de eso, tenía más sentido y estaba bien con eso. Pero de todos los chicos, hay un poco más de información que obtuve de estos chicos y sus parejas. Fue muy divertido y supongo que funcionó”.

"Lanzamos muchos de nuestros hits y muchas carreras, por lo que es posible que tengamos que correr ese hacia atrás" agregó el manager.

El joven Will Smith fue otro de los que habló  sobre el tema al recibir la interrogante si iba a mantener su nueva canción: "Podría tener que hacerlo. Todo el mundo podría tener que hacerlo".

Mookie Betts fue el primer jugador de posición de los Dodgers que tocó la canción de su esposa, que Brianna Betts decidió en "Big Energy Remix" de Latto y Mariah Carey. Se fue de 2 por 5 con un RBI en la victoria

La superestrella del equipo, el jardinero Mookie Betts expresó: "Esa es su mermelada, así que tenía una idea de lo que iba a tocar. Creo que salió bien. Puedo quedármelo".